viernes, 29 de junio de 2007

GEOPOLÍTICA AL DÍA

Una breve visión mundial

LA SEGUNDA GUERRA LIBANESA

En Junio del 2006, luego de la retirada de las tropas sirias del Líbano, Israel atacó el sur de este país, dominado por las fuerzas del Hisbullah. Con el inicio de las hostilidades, militantes de Hisbullah lanzaron numerosos cohetes hacia las ciudades de Israel poniendo a la población en zozobra. Israel demoró varias semanas el movimiento sobre la frontera, antecedidos por bombardeos de ablandamiento sobre objetivos libaneses, incluyendo el aeropuerto internacional en la capital. El intento de disminuir la capacidad de respuesta resultó infructuoso. Las fuerzas de Hisbullah demostraron estar muy bien protegidas, haciendo uso de tácticas de Guerra Asimétrica. Cuando las fuerzas terrestres israelíes iniciaron el movimiento de ocupación, guerrillas fuertemente armadas detuvieron el corto avance israelita. El Alto Mando israelita no dejó de ocultar su visible nerviosismo ante las cámaras de la prensa internacional. A mediados de Agosto se especuló que casi una división completa de blindados israelíes había sido destruida, lo que constituyó un desastre. El miembro opositor en el parlamento israelita, Avigdor Lieberman, respondió a la revista Newsweek que “Hoy, si es no es lo suficientemente claro quien es el ganador y quien es el perdedor, entonces eres el perdedor” (Newsweek sep. 11 2006). Analistas de defensa de occidente miraron con asombro la derrota israelita en manos de un rival de fuerzas “irregulares”, sin aviación y tecnológicamente inferior. Las tácticas asimétricas demostraban su efectividad una vez más.

FRANCOTIRADORES E IED´s

Antes, en Mayo del 2003, el presidente Bush, a bordo del portaviones Lincoln, declaró en un discurso ingratamente memorable y bajo un enorme cartel que rezaba triunfante “Misión Cumplida”, que los Estados Unidos habían ganado la guerra. A los pocos días los primeros soldados morían en acciones no bélicas. Relativamente protegidos a bordo de tanques o mediante el blindaje de los pequeños Humvees, desprevenidos soldados y oficiales caían muertos por los disparos de los francotiradores. Otra forma de ataque no convencional al que se ven sometidos, es mediante los llamados IED (Dispositivos Explosivos Improvisado, por sus siglas en inglés).
Colocados bajo tierra, a los costados de caminos, calles y todo lugar posible, los IED cobran mas víctimas entre las tropas. Las espectaculares explosiones, que son filmadas por los grupos de resistencia, las colocan en el internet con la clara intensión psicológica de alienar a la Opinión Pública norteamericana.
Además, diversos escandalos de abusos contra los derechos humanos estallaban en el ejército de los Estados Unidos perdiendo rápidamente el apoyo popular. Las cifras de soldados norteamericanos muertos aumentaba rápidamente, adicionalmente, aumentó el número de heridos a miles. La cifra real es guardada con celosa reserva por el Pentágono. Las variadas facciones combatientes chiitas y en menor grado de sunitas, cobran un alto precio entre las tropas norteamericanas, pero lo más importante, le han subido el precio político a George W. Bush.
El 22 de Febrero del 2006 una potente bomba explotó en la mezquita mas sagrada de los chiitas, Askariya. La inteligencia norteamericana, responsabilizó del atentado a las facciones sunitas . A los pocos meses las calles y terrenos baldíos de Bagdad se empezaron a llenar de cuerpos mutilados y con visibles marcas de torturas. Familias enteras empezaron a mudarse de los barrios mixtos hacia enclaves sectarios en busca de seguridad, o simplemente abandonaron el país. En los últimos meses del año 2006, 10 mil civiles perecieron en la nueva vendetta civil. Pero el hecho no alivió la presión sobre el ejército de Estados Unidos, la muerte siguie rondando en las calles de Bagdad y una posible guerra civil comenzaba a gestarse.
EL GRAN PROFETA
En Abril del 2006, la OTAN inició ejercicios navales en el Golfo Pérsico. Paralelamente, Irán empezó una maniobra militar denominada “Gran Profeta”. La tensión creció en el Golfo Pérsico. Las armas que Irán probó ante los ojos de la inteligencia norteamericana, traerían mas de una sorpresa. Los misiles balístico de mediano alcance ya eran mas o menos conocidos. La fuerza naval iraní, que en su mayoría está compuesta por miles de rápidas lanchas torpederas (otro ejemplo de tácticas asimétricas) lanzó los torpedos misiles de supercavitación (ver artículo al respecto en esta edición). Son pequeños misiles submarinos capaces de alcanzar velocidades de 500 Km/h, para los cuales no existe medio de defensa alguno. El Pentágono recibió la noticia con desagrado. Es triste imaginar el hundimiento de un poderoso portaaviones por un artilugio letal y relativamente barato. La prensa occidental no hizo eco del hecho, guardando mutismo.


En Noviembre, Irán realizó nuevos ejercicios denominados “Gran Profeta II”. En la provincia de Qom, y luego que el Alto Mando dio el santo y seña “Oh Muhammad hijo de Abdullah”, Irán lanzó simultáneamente 15 misiles de mediano y largo alcance con cabezas de guerra provistas de bombas de racimo, capaces de llegar a distancias de entre 300 y 2,000 kilómetros. Paralelamente se lanzaron otros dispositivos desde las localidades de Buhsher, Bandar Abbas y Mahshahr (Info. Irna).
Esta vez, las imágenes recorrieron el mundo. Irán lanzó su advertencia en momentos que la OTAN también realizaba nuevos ejercicios navales frente a Qatar, a escasos kilómetros en la orilla opuesta del golfo.
Los ejercicios de la OTAN finalizaron silenciosamente. Irán demostró un inesperado poder de fuego, haciendo que los diseñadores de la guerra tengan que regresar a la mesa de diseño y los diplomáticos a la mesa de negociaciones de las Naciones Unidas.

EL OSO DEL NORTE

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin vio con incomodidad los acercamientos norteamericanos a las ex-repúblicas satélites soviéticas. Estados Unidos inició negociaciones para instalar un sistema de defensa antimisiles. Finalmente, Polonia y República Checa aceptaron la instalación de los dispositivos de defensa. En Polonia se instalarían 10 sistemas de interceptación de misiles y en República Checa el sistema de radar de alerta automático de Banda X. La idea tras el sistema, es la protección de Europa ante la amenaza que representan los misiles iraníes, oficialmente explicado por el Teniente General Henry Obering de los Estados Unidos. El Kremlin sintió amenazados sus intereses en la región y su propio territorio. Debido a la ubicación geográfica de los dispositivos norteamericanos, la supuesta amenaza iraní es poco realista. Rusia interpretó que los sistemas estarían destinados a la neutralización de sus misiles balísticos. En el 2005, Rusia había anunciado la puesta en operación de dos sistemas que reemplazarían a los 17 existentes desde la era Soviética. Se trató de los sistemas de misiles TOPOL-M y BULAVA, los cuales afirman que no pueden ser interceptados por ningún sistema antimisil, ni en tierra ni en el espacio. El General Nikolay Solovstsov, Jefe del Sistema de Misiles Estratégicos de Rusia, realizó una furiosa declaración a la Agencia Ria Novosti, en la que afirmó que Rusia podría poner entre sus objetivos las defensas contra misiles, si es que Estados Unidos las envía a Repúblicas que fueron del Pacto de Varsovia. ¿Quién provocaba a quien? ¿y por que?
En un pequeño poblado de la República Checa, miles de manifestantes realizaron una vigilia en protesta por la instalación de los sistemas de la OTAN. Afirmaron que “la Guerra Fría comenzaba nuevamente”.

LOS HALCONES PIERDEN SUS PLUMAS

Noviembre presagió malas noticias para los “Warhawks” en Washington. Los Republicanos (partido de G. Bush) perdieron la mayoría en el Congreso; tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Fue la clara muestra de que el pueblo norteamericano estaba hartándose de los desatinos de su gobierno, con la única arma democrática que tienen los pueblos supuestamente libres: la votación. La popularidad del presidente de la Nación mas poderosa del mundo cayó en picada. Ha crecido el descontento entre los norteamericanos. Hay recordar las protestas de las familias de los soldados asesinados, la devaluación del dolar, los escándalos corporativos y el desastroso manejo de la crisis producida por el huracán Katrina en Nueva Orleans, y hoy, la real posibilidad del ingreso a una recesión económica.
En uno de los primeros actos del Congreso, la oposición demandó la renuncia del artífice de la guerra, el Secretario de Defensa Ronald Rumsfeld y su segundo, el hoy presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz. Con el reemplazo de Rumsfeld, la trilogía bélica de Estados Unidos perdía el equilibrio.
Ante la debacle política Republicana, Geoge Bush padre acudió en ayuda de su vástago, organizando lo que se conocería como el “Grupo de Estudio para Irak”, encabezados por James Baker y Lee Hamilton, antiguos colaboradores de la administración Bush padre. Bush Jr. no tomó en consideración las recomendaciones del Grupo de Estudio y continuó con los planes originales, lo que parece no constituir ningún plan en realidad.
Luego vendrían las negociaciones con el Congreso en tema de presupuesto de defensa. El Vice Presidente Dick Cheney endureció su discurso. Casi todas las semanas entre diciembre y febrero de éste año, opinó públicamente alertando sobre las amenazas a los Estados Unidos, especialmente Irán, China, y todos los países a quienes bautizaron como “el eje del mal”. La retórica fue acompañada por informes de inteligencia que afirmaban que Irán estaba apoyando las causas rebeldes en Irak. Se reforzó la vigilancia sobre los pasos que comunican a ambos países y se inició durante el mes de enero, constantes patrullajes aéreos sobre la frontera iraquí-iraní. Además se desplazó otra Fuerza de Tarea al Golfo Pérsico encabezada por el portaaviones USS Carl Vinson, reforzando la que operaba allí. Desde la guerra del 2003 no se había visto una concentración naval tan grande en un área marina tan pequeña. En Bagdad, miembros diplomáticos iraníes fueron raptados por fuerzas iraquíes a cargo de la fuerza de ocupación norteamericana, aumentando las provocaciones a irán. Es un juego de infinita paciencia, cualquier error de las partes desataría la guerra. Hace pocas semanas, marinos británicos fueron capturados en aguas iraníes y mas tarde devueltos, pero al mismo tiempo uno de los diplomáticos iraníes fue puesto en libertad. Gran Bretaña alegó que nunca negoció la liberación de sus tropas
.
El 11 de enero del presente año, China realizó con éxito el lanzamiento de un misil antisatélite (ver Pro-Intellectum edición 2 año 2) Washington reaccionó con sorpresa e incomodidad ante la noticia. La inteligencia norteamericana tenían la sospecha que China trabajaba en este tipo de tecnología, pero los especialistas pensaban que estarían aun a 20 años de lograrla. China es un importante socio comercial de los EEUU, la posibilidad de un conflicto con Irán deterioraría las relaciones y la economía de los dos gigantes. Asimismo, China es uno de los mayores importadores de petroleo de Irán. El lanzamiento del misil antisatélite fue una posible advertencia para disuadir un eventual ataque.
En febrero del presente, trascendió que Estados Unidos iniciaron el refuerzo de la capacidad bélica en la base de Guam, pequeña y estratégica isla en el Océano Pacífico. El plan sería aumentar el número de tropas a unas 20 mil, además del envío de submarinos y buques furtivos de alta tecnología. Según analistas consultados por el semanario Newsweek, la intención oculta sería enfrentar la amenaza China, aunque oficialmente es para contener la escalada terrorista en las Filipinas e Indonesia ¿con buques y submarinos?
Guam es una isla que está en poder de los Estados Unidos desde 1898 y es considerada parte de su territorio. Desde allí puede operar sin necesidad de pedir autorización a sus aliados, tal como sucede con las bases en Japón, Alemania, etc.

EL CERCO CRECE

Se especula que la intención norteamericana, sería la de formar un cerco disuasivo alrededor de las potencias que podrían reaccionar en caso de en un supuesto conflicto con Irán. Por un lado Rusia, con la instalación del escudo antimisiles y por el otro China, con las fuerzas en la Isla de Guam, además de todo el poder desplegado en los países aliados de Europa y Japón, y la fuerza naval norteamericana, la única que puede operar en todos los océanos del mundo. ¿Era acaso el preludio de una invasión a Irán?

Voces disidentes dentro de los Unidos han alertado sobre la dificultad de una invasión a Irán. Analistas y militares en retiro se han pronunciado continuamente. En el mes de marzo, una noticia apareció en los medios norteamericanos. Ocho generales en actividad, cuyos nombres se mantienen en reserva, amenazaron con renunciar si es que el gobierno de Bush iniciaba un ataque a Irán.
Luego del despliegue de fuerzas de Irán en los ejercicios Gran Profeta I y II (de abril y noviembre del 2006) los especialistas de defensa calculan el enorme número de víctimas que se produciría en una invasión o intento de invasión.
La derrota de Israel contra Hizbullah arrojaba una idea de lo que eran las nuevas tácticas de guerra. Irán es en parte el gestor de las mismas, las que acompaña con sistemas armas que complicarían mucho el accionar de las fuerzas norteamericanas. El escenario distaba mucho de ser similar al de las dos guerras en contra Irak.
En muchas escuelas militares de occidente se estudió a la primera campaña del Golfo “Tormenta del Desierto” como un nuevo paradigma de ejecución militar. Pronto se demostraría que los Estados Unidos habían vencido a Sadam Hussein, cuya estrategia consistió en enfrentar a la formidable fuerza norteamericana con obsoletas tácticas convencionales.
En este contexto, Irán representa otra clase de enemigo. Una nación que posee la ciencia para fabricar sus propios medios de guerra, por más primitivos que estos sean, se convierte en un poderoso enemigo, especialmente si no se conoce bien sus tácticas.
¿Prosperarían los planes bélicos de Bush y Cheney?

UN VIAJE INTERESANTE
En febrero del 2007 el Vicepresidente Dick Cheney inició un viaje que supuestamente solo sería a Japón, Australia y Guam. La Casa Blanca anunció que el viaje era para entrevistarse con los Primeros Ministros Shinzo Abe y John Howard, con la finalidad de discutir asuntos de mutuo interés en la región y la “guerra contra el terror”. No se informó el motivo de su viaje a Guam, pero se especula que fue para supervisar el despliegue de las fuerzas norteamericanas que empezaban a acumularse en el pequeño archipiélago.
De pronto apareció una noticia que no llamó mucho la atención, el avión “Fuerza Aérea 2” del Vicepresidente realizó una “escala técnica” en Malasia. Pero eso no estaba anunciado en el comunicado de la Casa Blanca (White House January 29, 2007 “Vice president to visit Japan, Australia and Guam”) ¿Que hacía en Malasia? Otros trascendidos de prensa especularon acerca de una falla mecánica en el avión. Es raro que se presente una falla mecánica en el avión del Vicepresidente del país mas poderoso del mundo. Pero la especulación podría tomar un giro mas siniestro si se conecta con los hechos posteriores.
El día 27 de febrero, el “Fuerza Aérea 2” aterrizó en la ciudad de Bagram, Afganistán, sede de una de las principales bases norteamericanas en la región y país fronterizo con Irán. curiosamente, el Vicepresidente no viajó a Kabul, capital de Afganistán y sede del gobierno del presidente Karzai, aliado norteamericano. Recién al día siguiente, Cheney se entrevistó con Karzai.

En Bagram, Dick Cheney fue recibido con una potente explosión en la entrada principal de la base. Fuentes del pentágono afirmaron que se trató de un ataque suicida y el portavóz, Mayor William Mitchell, afirmó que se trataba de un ataque de los talibanes - quienes se atribuían el atentado con inusual celeridad - Dijo además, que el Vicepresidente no se halló nunca cerca de la explosión; sin embargo, la agencia AP informó que fue conducido rápidamente a un refugio antibombas, para dos horas después partir a Kabul. Al mismo tiempo, se produjo desinformación y contradicciones entre la información entregada a los medios de prensa, acerca del total de víctimas y sus nacionalidades. Mas extraño aún, un supuesto portavoz Talibán, Qari Yousef Ahmadi, aseguró que el blanco del ataque era Dick Cheney y que “lo había realizado un militante, el afgano Mula Abdul Rahim, oriundo de la provincia de Logar”.

CONCLUSIONES

Luego del incidente en Afganistán, Dick Cheney visitó Omán, para luego retornar a Washington. El día 5 de marzo, la BBC informó que Dick Cheney sufría de un coágulo en la pierna y que estaba siendo tratado. El vicepresidente de 66 años tiene un historial de problemas cardiacos. Por una u otra razón los comentarios belicistas de Cheney se han suavizado y limitado a discutir las condiciones presupuestales en el Congreso.
¿Pero, que sucedió realmente en el viaje?¿cual era el verdadero propósito?
La situación conflictiva con Irán no está del todo solucionada, pero en el último mes las cosas parecen haberse calmado un poco.
¿Por qué la Casa Blanca mantuvo en secreto el viaje de Cheney a Afganistán? ¿Solo por razones de seguridad? ¿Como conocieron los Talibanes la presencia de Cheney? ¿Será posible que el Vicepresidente norteamericano haya sido víctima de un complot para evitar que los Estados Unidos entren en una nueva e indeseable guerra?
La posibilidad siempre existe aunque será difícil conocer la verdad. las coincidencias han producido un drástico giro a las condiciones políticas de Bush. Al cierre de esta edición, el congreso había aprobado el presupuesto de 100 mil millones de dólares para las operaciones en Irak y Afganistán, pero con la condición del retiro de las tropas en un plazo de 1 año, hasta el 1 de abril del 2008. Bush ha indicado que vetará la medida, lo que significa que por el momento la guerra solo se luchará en el Congreso de los Estados Unidos, en contra de la bancada Demócrata que agrupa a los lobbies del complejo industrial-comercial, con importantes inversiones en China.
La Marina de Guerra de los Estados Unidos informó que el USS Vinson entrará a dique seco en Virginia para mantenimiento, o sea ya abandonó el Golfo Pérsico en lo que se podría interpretar como una desescalada momentánea de las tensiones EEUU-Iran.

No hay comentarios.: