viernes, 31 de diciembre de 2010

QUE EL NUEVO AÑO NOS SORPRENDA PREVENIDOS

sartoriEl señor que ven en la fotografía de la izquierda es uno de los mejores intelectuales y politólogos del mundo. Su nombre es Giovanni Sartori y es oriundo de Italia. Al igual que otros intelectuales como Ignacio Romanet, Noam Chomski, Michael Moore (periodista) y muchos otros más, entre los que me incluyo, tenemos una aproximación escéptica respecto a lo que los medios de comunicación nos cuentan a diario.

El año 2010 termina con numerosas síntesis de los grandes “logros que ha tenido el país” sin mencionar que son logros estrictamente personales y que no constituyen necesariamente el reflejo de un supuesto mejoramiento como sociedad. Las mismas encuestas que miden el efecto de los titulares periodísticos o de las opiniones especializadas, reflejan el descontento popular hacia la democracia, la economía y el sombrío futuro que la mayoría manifiesta en sus repuestas. En realidad eso es lo normal, lo extraño es conversar con alguien que mira la vida con optimismo. Es casi seguro que pertenece al escaso 2% de la población que disfrutan del modelo económico actual: grandes logros macroeconómicos que benefician a unos pocos y lamentables problemas microeconómicos en los que las mayorías sobreviven.

Los medios de comunicación son replicadores de ese falso optimismo demostrado en las constantes “trampas del éxito”, es decir, mostrar a personas que han logrado el éxito financiero o la fama vendiéndonos la falsa expectativa de que “todos podremos hacerlo si nos lo proponemos”. En pocas palabras, empujan la responsabilidad a las personas desplazándola del sistema que las agobia. “si no puedes lograrlo es porque eres un flojo o un inútil”. Ahora que llega un nuevo año, muchos harán miles de promesas de fin de año ¿cuantas se cumplirán? no hay como saberlo, pero la mayoritaria inmovilidad social nos hace suponer que muy pocas llegan a cumplirse.

Pero debemos ser optimistas en saber que podemos ser dueños de nuestras propias vidas y de nuestras propias decisiones. La fórmula es bastante sencilla, aunque no es fácil. Hay que creerle menos a los medios locales, aunque se debe leer libros especializados y emplear el internet para llegar a profundas conclusiones luego de un doloroso análisis. Obviamente la mayoría no podrá hacerlo por que no tiene tiempo y no hay nada que reprochar en eso.

Por eso que en PRO-INTELLECTUM intentamos hacer el análisis por usted, brindándole la información que sea un reflejo más exacto de la realidad. Los dejamos con un ensayo del señor Sartori para que puedan leer por si mismos lo que constituye uno de los serios análisis de la realidad política y social del mundo.

¡PRO-INTELLECTUM LES DESEA UN FELIZ AÑO NUEVO!

HAGA CLICK PARA ACCEDER AL ENSAYO DE GIOVANNI SARTORI

jueves, 30 de diciembre de 2010

LAS TECNOLOGÍAS IT Y LA POLÍTICA

Iván Izquierdo

30 de diciembre del 2010

La aparición en la web 2.0 de los sitios conocidos como redes sociales, no solo constituye un medio que facilita la dinámica social virtual, sino que ha probado ser un importante diseminador de la propaganda política. Se atribuye que parte de la victoria del presidente Barack Obama en los Estados Unidos, al apoyo que le brindó el extensivo empleo de las redes sociales como Twitter (mensajería instantánea), Facebook, hi5, etc. [1] En el Perú, los candidatos políticos se inician en el uso de dichos medios aunque hasta el momento no son empleados para diseminar las ideas y/o propuestas, desperdiciando la oportunidad de su aprovechamiento positivo, confundiendo el medio con el mensaje, frenando la posibilidad comunicativa que las nuevas tecnologías brindan.

En la lid electoral los candidatos deberían dar a conocer la manera en la que pretenden gobernar, o sea, el diseño de su plan de gobierno. Esto debe constituir el punto de partida de la decisión democrática. Pero la política es todo menos ideal, la oferta política actual está atravesada de rostros más o menos simpáticos, recuerdos de dudosas gestiones, superficiales logros y prestigios creados por exposición mediática. El devenir electoral, tal y como lo conocemos hoy en día, subestima al elector peruano.

Esta investigación breve explora la oferta política diseminada a través de las tecnologías de internet (IT) de los principales candidatos a la presidencia del Perú y la facilidad de acceso a los planes de gobierno, si es que estos existen.

En el caso del candidato Pedro Pablo Kuczynski, es quien mejor parece haber entendido el potencial de las IT. Desde su cuenta en Twitter (@ppkamigo, que viene empleando desde junio del 2009) publicita las propuestas de gobierno contenidas en un resumido libro (www.ppk.pe/libros/peru-ahora-o-nunca) publicado gratuitamente en su sitio web y al que se accede con facilidad. Dicha publicación resume las ideas del plan de gobierno de la coalición que él encabeza.


clip_image002

Desde el Twitter de Mercedes Araoz (que parece haber empleado poco) se puede acceder al sitio web del APRA (http://apra.pe/) en donde se publican noticias relacionadas con las actividades presidenciales, de la candidata y los asuntos institucionales del partido. Si bien el sitio está bien diseñado, para efectos electorales la página es confusa y no se encuentra un plan de gobierno. En la práctica, si la información se ubica más allá de un “click” de distancia el usuario promedio difícilmente seguirá navegando por el sitio.


clip_image004

La candidata de Fuerza 2011, Keiko Fujimori emplea su cuenta de Twitter desde julio del 2009 para difusión de sus actividades (@keikofujimori). Además contiene hipervínculos hacia los sitios en donde se han colocado fotografías y videos de las actividades políticas. Contiene un hipervínculo al sitio web del partido (www.fuerza2011.com/) que contiene similar información y las formas de participación para los internautas. No es posible hallar las propuestas de gobierno.


clip_image006

El candidato y ex presidente Alejandro Toledo emplea el Twitter desde el 24 de febrero del 2010 (@atoledomanrique). Los “twits” se han posteado en tercera y en primera persona por lo que no es posible conocer si el candidato se ocupa de ellos de forma personal, además la mayoría informa sobre sus actividades en el extranjero (fórums, reuniones, discursos, etc.). Durante los últimos días de diciembre Toledo ha discutido la autoría de la famosa carretera interoceánica con el presidente Alan García en un inútil tête à tête que, parece será la norma en esta justa electoral. La cuenta en Twitter muestra el hipervínculo al sitio web del candidato (www.alejandrotoledo.pe) en donde se destacan las noticias de las actividades, la experiencia de gobierno del candidato, pero resulta imposible encontrar una lista de propuestas de gobierno, aunque existe un hipervínculo hacia un libro titulado “Todos Vuelven” escrito por Joan Guimaray (¿?) que es un relato biográfico de Toledo.


clip_image008

El candidato Ollanta Humala posee cuentas en Twitter (@Ollanta_HumalaT y @pnacionalistap), Facebook (como Ollanta Humala y Ollanta Humala Simpatizantes), hi5, Myspace, un canal de video, además de un blog. El sitio web es el del Partido Nacionalista Peruano (www.partidonacionalistaperuano.net/) al que se puede acceder fácilmente desde cualquier sitio de sus redes sociales. En la página principal está claramente identificado el hipervínculo hacia el plan de gobierno, pero este no funciona o no existe. Es lo mismo que nada.


clip_image010

Por último el otro candidato importante y ex alcalde Luis Castañeda (@luiscastaneda) es un nuevo vecino en la ciudad virtual apareciendo su primer post apenas el 12 de noviembre. Lacónico como en la vida real, Castañeda ha lanzado solo cuatro “twits” demostrando que posiblemente no sea un hombre aficionado a las nuevas tecnologías. El hipervínculo nos lleva al sitio web del partido (www.psn.org.pe/) en donde se resaltan las actividades, entrevistas, opiniones, etc. Relacionadas con la gestión del ex alcalde. No existe un plan de gobierno colocado en estos sitios.


clip_image012

Durante un foro político en el 2009, discutía con algunas simpatizantes del partido de la chacana las enormes posibilidades políticas que constituye el empleo de las nuevas tecnologías de la información. La principal es la velocidad y la facilidad de transmisión de los mensajes. Cuando le pregunté a mis interlocutoras, cual es el mensaje que enviarían a través de las redes sociales en apoyo de su candidato presidencial, recibí silenciosas y sorprendidas miradas. Aunque reconozco que era aún prematuro para conocer el mensaje o la propuesta electoral, los responsables de las campañas políticas deben estar listos a responder a las necesidades propagandísticas del candidato al que representan y eso se traduce en la idea general de la promesa de gobierno, apuntando a los intereses específicos de sus potenciales votantes.

Transmitir mensajes no es necesariamente lo mismo que transmitir ideas. Los mensajes pueden ser intensos en contenidos e información, tal como se observa el empleo que la mayoría de los candidatos hacen del Twitter o del Facebook. Estas plataformas vienen siendo empleadas para difundir actividades políticas, visitas, fotografías, videos, o los puyazos verbales traducidos en cortos “twits”. ¿Acaso eso permite conocer las ideas del candidato? ¿El seguidor promedio será capaz de sintetizar el enorme flujo de información en una idea concreta del ofrecimiento electoral? Se debe tomar en consideración que el elector no posee el tiempo necesario para dedicar largas horas a descifrar los planes de gobierno, contenidos en los discursos posteados o en los comentarios y entrevistas brindadas por los candidatos. Estas ideas, el valor central (core value) del mensaje político del candidato y el partido que lo respalda debe estar contenido en el plan de gobierno y sintetizado en una ideología simple, fácilmente entendible por el votante.

A excepción del candidato Pedro Pablo Kuczynski, ha sido imposible hallar los core values políticos de los candidatos de la muestra en sus sitios web. Estando a escasos cuatro meses del proceso electoral, los candidatos y sus equipos deberían acelerar la publicación y difusión por el internet de los planes de gobierno, acompañados por la síntesis de un mensaje ideológico de fácil comprensión. Esto ahorraría mucho trabajo a los electores y facilitaría desde temprano su decisión soberana. Además contribuiría con la legitimación política reflejada en una mayor transparencia programática y la posibilidad ciudadana de ejercer el control político (accountability) necesario ante los desvíos programáticos cada vez más frecuentes, es decir prometer el oro y el moro y gobernar como le da la gana. El ejercicio democrático no se limita a obligar a los ciudadanos a emitir un voto cada cinco años (desde abajo), el afianzamiento institucional también implica la responsabilidad política de construir (desde arriba), por parte de los candidatos, programas coherentes a los intereses perseguidos que no son iguales para todos. La democracia no es consenso, todo lo contrario, es por lo general disentimiento que en una sociedad como la peruana, es cada vez mayor. La clase política debe ser lo suficientemente honesta para reconocerlo y permitir el libre ejercicio democrático. Una adecuada transmisión de reales propuestas de gobierno, empleando los medios tecnológicos actuales ayudaran al libre ejercicio político democrático porque, finalmente, es el votante el que decide que es lo que le conviene.

No he terminado de redactar este breve estudio cuando aparecen entre los mensajes de Twitter una agria discusión entre los representantes de los candidatos presidenciales o informales portavoces, ventilando los pecados de unos y otros. Este gladium virtual empuja la justa democrática por el precipicio de la mediocridad. A los electores nos sirve como constante recordatorio del nivel intelectual y político de quienes se han revestido de prestadas y temporales dignidades, al parecer obra de simples exposiciones en los medios de comunicación. Alea iacta est, en este momento nos adentramos en el punto de no retorno hasta los comicios de abril. Dependerá de las fuerzas políticas luchar en la arena de las ideas y aprovechar las magníficas herramientas tecnológicas a su disposición, de lo contrario los votantes tendremos que sumergirnos nuevamente en la miasma política que nos obliga a votar tapándonos la nariz.

30-12-2010


[1] Pueden encontrar una interesante lista bastante completa de los sitios de redes sociales en Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_sitios_web_de_redes_sociales