viernes, 31 de diciembre de 2010

QUE EL NUEVO AÑO NOS SORPRENDA PREVENIDOS

sartoriEl señor que ven en la fotografía de la izquierda es uno de los mejores intelectuales y politólogos del mundo. Su nombre es Giovanni Sartori y es oriundo de Italia. Al igual que otros intelectuales como Ignacio Romanet, Noam Chomski, Michael Moore (periodista) y muchos otros más, entre los que me incluyo, tenemos una aproximación escéptica respecto a lo que los medios de comunicación nos cuentan a diario.

El año 2010 termina con numerosas síntesis de los grandes “logros que ha tenido el país” sin mencionar que son logros estrictamente personales y que no constituyen necesariamente el reflejo de un supuesto mejoramiento como sociedad. Las mismas encuestas que miden el efecto de los titulares periodísticos o de las opiniones especializadas, reflejan el descontento popular hacia la democracia, la economía y el sombrío futuro que la mayoría manifiesta en sus repuestas. En realidad eso es lo normal, lo extraño es conversar con alguien que mira la vida con optimismo. Es casi seguro que pertenece al escaso 2% de la población que disfrutan del modelo económico actual: grandes logros macroeconómicos que benefician a unos pocos y lamentables problemas microeconómicos en los que las mayorías sobreviven.

Los medios de comunicación son replicadores de ese falso optimismo demostrado en las constantes “trampas del éxito”, es decir, mostrar a personas que han logrado el éxito financiero o la fama vendiéndonos la falsa expectativa de que “todos podremos hacerlo si nos lo proponemos”. En pocas palabras, empujan la responsabilidad a las personas desplazándola del sistema que las agobia. “si no puedes lograrlo es porque eres un flojo o un inútil”. Ahora que llega un nuevo año, muchos harán miles de promesas de fin de año ¿cuantas se cumplirán? no hay como saberlo, pero la mayoritaria inmovilidad social nos hace suponer que muy pocas llegan a cumplirse.

Pero debemos ser optimistas en saber que podemos ser dueños de nuestras propias vidas y de nuestras propias decisiones. La fórmula es bastante sencilla, aunque no es fácil. Hay que creerle menos a los medios locales, aunque se debe leer libros especializados y emplear el internet para llegar a profundas conclusiones luego de un doloroso análisis. Obviamente la mayoría no podrá hacerlo por que no tiene tiempo y no hay nada que reprochar en eso.

Por eso que en PRO-INTELLECTUM intentamos hacer el análisis por usted, brindándole la información que sea un reflejo más exacto de la realidad. Los dejamos con un ensayo del señor Sartori para que puedan leer por si mismos lo que constituye uno de los serios análisis de la realidad política y social del mundo.

¡PRO-INTELLECTUM LES DESEA UN FELIZ AÑO NUEVO!

HAGA CLICK PARA ACCEDER AL ENSAYO DE GIOVANNI SARTORI

jueves, 30 de diciembre de 2010

LAS TECNOLOGÍAS IT Y LA POLÍTICA

Iván Izquierdo

30 de diciembre del 2010

La aparición en la web 2.0 de los sitios conocidos como redes sociales, no solo constituye un medio que facilita la dinámica social virtual, sino que ha probado ser un importante diseminador de la propaganda política. Se atribuye que parte de la victoria del presidente Barack Obama en los Estados Unidos, al apoyo que le brindó el extensivo empleo de las redes sociales como Twitter (mensajería instantánea), Facebook, hi5, etc. [1] En el Perú, los candidatos políticos se inician en el uso de dichos medios aunque hasta el momento no son empleados para diseminar las ideas y/o propuestas, desperdiciando la oportunidad de su aprovechamiento positivo, confundiendo el medio con el mensaje, frenando la posibilidad comunicativa que las nuevas tecnologías brindan.

En la lid electoral los candidatos deberían dar a conocer la manera en la que pretenden gobernar, o sea, el diseño de su plan de gobierno. Esto debe constituir el punto de partida de la decisión democrática. Pero la política es todo menos ideal, la oferta política actual está atravesada de rostros más o menos simpáticos, recuerdos de dudosas gestiones, superficiales logros y prestigios creados por exposición mediática. El devenir electoral, tal y como lo conocemos hoy en día, subestima al elector peruano.

Esta investigación breve explora la oferta política diseminada a través de las tecnologías de internet (IT) de los principales candidatos a la presidencia del Perú y la facilidad de acceso a los planes de gobierno, si es que estos existen.

En el caso del candidato Pedro Pablo Kuczynski, es quien mejor parece haber entendido el potencial de las IT. Desde su cuenta en Twitter (@ppkamigo, que viene empleando desde junio del 2009) publicita las propuestas de gobierno contenidas en un resumido libro (www.ppk.pe/libros/peru-ahora-o-nunca) publicado gratuitamente en su sitio web y al que se accede con facilidad. Dicha publicación resume las ideas del plan de gobierno de la coalición que él encabeza.


clip_image002

Desde el Twitter de Mercedes Araoz (que parece haber empleado poco) se puede acceder al sitio web del APRA (http://apra.pe/) en donde se publican noticias relacionadas con las actividades presidenciales, de la candidata y los asuntos institucionales del partido. Si bien el sitio está bien diseñado, para efectos electorales la página es confusa y no se encuentra un plan de gobierno. En la práctica, si la información se ubica más allá de un “click” de distancia el usuario promedio difícilmente seguirá navegando por el sitio.


clip_image004

La candidata de Fuerza 2011, Keiko Fujimori emplea su cuenta de Twitter desde julio del 2009 para difusión de sus actividades (@keikofujimori). Además contiene hipervínculos hacia los sitios en donde se han colocado fotografías y videos de las actividades políticas. Contiene un hipervínculo al sitio web del partido (www.fuerza2011.com/) que contiene similar información y las formas de participación para los internautas. No es posible hallar las propuestas de gobierno.


clip_image006

El candidato y ex presidente Alejandro Toledo emplea el Twitter desde el 24 de febrero del 2010 (@atoledomanrique). Los “twits” se han posteado en tercera y en primera persona por lo que no es posible conocer si el candidato se ocupa de ellos de forma personal, además la mayoría informa sobre sus actividades en el extranjero (fórums, reuniones, discursos, etc.). Durante los últimos días de diciembre Toledo ha discutido la autoría de la famosa carretera interoceánica con el presidente Alan García en un inútil tête à tête que, parece será la norma en esta justa electoral. La cuenta en Twitter muestra el hipervínculo al sitio web del candidato (www.alejandrotoledo.pe) en donde se destacan las noticias de las actividades, la experiencia de gobierno del candidato, pero resulta imposible encontrar una lista de propuestas de gobierno, aunque existe un hipervínculo hacia un libro titulado “Todos Vuelven” escrito por Joan Guimaray (¿?) que es un relato biográfico de Toledo.


clip_image008

El candidato Ollanta Humala posee cuentas en Twitter (@Ollanta_HumalaT y @pnacionalistap), Facebook (como Ollanta Humala y Ollanta Humala Simpatizantes), hi5, Myspace, un canal de video, además de un blog. El sitio web es el del Partido Nacionalista Peruano (www.partidonacionalistaperuano.net/) al que se puede acceder fácilmente desde cualquier sitio de sus redes sociales. En la página principal está claramente identificado el hipervínculo hacia el plan de gobierno, pero este no funciona o no existe. Es lo mismo que nada.


clip_image010

Por último el otro candidato importante y ex alcalde Luis Castañeda (@luiscastaneda) es un nuevo vecino en la ciudad virtual apareciendo su primer post apenas el 12 de noviembre. Lacónico como en la vida real, Castañeda ha lanzado solo cuatro “twits” demostrando que posiblemente no sea un hombre aficionado a las nuevas tecnologías. El hipervínculo nos lleva al sitio web del partido (www.psn.org.pe/) en donde se resaltan las actividades, entrevistas, opiniones, etc. Relacionadas con la gestión del ex alcalde. No existe un plan de gobierno colocado en estos sitios.


clip_image012

Durante un foro político en el 2009, discutía con algunas simpatizantes del partido de la chacana las enormes posibilidades políticas que constituye el empleo de las nuevas tecnologías de la información. La principal es la velocidad y la facilidad de transmisión de los mensajes. Cuando le pregunté a mis interlocutoras, cual es el mensaje que enviarían a través de las redes sociales en apoyo de su candidato presidencial, recibí silenciosas y sorprendidas miradas. Aunque reconozco que era aún prematuro para conocer el mensaje o la propuesta electoral, los responsables de las campañas políticas deben estar listos a responder a las necesidades propagandísticas del candidato al que representan y eso se traduce en la idea general de la promesa de gobierno, apuntando a los intereses específicos de sus potenciales votantes.

Transmitir mensajes no es necesariamente lo mismo que transmitir ideas. Los mensajes pueden ser intensos en contenidos e información, tal como se observa el empleo que la mayoría de los candidatos hacen del Twitter o del Facebook. Estas plataformas vienen siendo empleadas para difundir actividades políticas, visitas, fotografías, videos, o los puyazos verbales traducidos en cortos “twits”. ¿Acaso eso permite conocer las ideas del candidato? ¿El seguidor promedio será capaz de sintetizar el enorme flujo de información en una idea concreta del ofrecimiento electoral? Se debe tomar en consideración que el elector no posee el tiempo necesario para dedicar largas horas a descifrar los planes de gobierno, contenidos en los discursos posteados o en los comentarios y entrevistas brindadas por los candidatos. Estas ideas, el valor central (core value) del mensaje político del candidato y el partido que lo respalda debe estar contenido en el plan de gobierno y sintetizado en una ideología simple, fácilmente entendible por el votante.

A excepción del candidato Pedro Pablo Kuczynski, ha sido imposible hallar los core values políticos de los candidatos de la muestra en sus sitios web. Estando a escasos cuatro meses del proceso electoral, los candidatos y sus equipos deberían acelerar la publicación y difusión por el internet de los planes de gobierno, acompañados por la síntesis de un mensaje ideológico de fácil comprensión. Esto ahorraría mucho trabajo a los electores y facilitaría desde temprano su decisión soberana. Además contribuiría con la legitimación política reflejada en una mayor transparencia programática y la posibilidad ciudadana de ejercer el control político (accountability) necesario ante los desvíos programáticos cada vez más frecuentes, es decir prometer el oro y el moro y gobernar como le da la gana. El ejercicio democrático no se limita a obligar a los ciudadanos a emitir un voto cada cinco años (desde abajo), el afianzamiento institucional también implica la responsabilidad política de construir (desde arriba), por parte de los candidatos, programas coherentes a los intereses perseguidos que no son iguales para todos. La democracia no es consenso, todo lo contrario, es por lo general disentimiento que en una sociedad como la peruana, es cada vez mayor. La clase política debe ser lo suficientemente honesta para reconocerlo y permitir el libre ejercicio democrático. Una adecuada transmisión de reales propuestas de gobierno, empleando los medios tecnológicos actuales ayudaran al libre ejercicio político democrático porque, finalmente, es el votante el que decide que es lo que le conviene.

No he terminado de redactar este breve estudio cuando aparecen entre los mensajes de Twitter una agria discusión entre los representantes de los candidatos presidenciales o informales portavoces, ventilando los pecados de unos y otros. Este gladium virtual empuja la justa democrática por el precipicio de la mediocridad. A los electores nos sirve como constante recordatorio del nivel intelectual y político de quienes se han revestido de prestadas y temporales dignidades, al parecer obra de simples exposiciones en los medios de comunicación. Alea iacta est, en este momento nos adentramos en el punto de no retorno hasta los comicios de abril. Dependerá de las fuerzas políticas luchar en la arena de las ideas y aprovechar las magníficas herramientas tecnológicas a su disposición, de lo contrario los votantes tendremos que sumergirnos nuevamente en la miasma política que nos obliga a votar tapándonos la nariz.

30-12-2010


[1] Pueden encontrar una interesante lista bastante completa de los sitios de redes sociales en Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_sitios_web_de_redes_sociales

lunes, 27 de septiembre de 2010

SODOMA Y GOMORRA Y LOS DERECHOS HUMANOS

24 set. 2010

mono bombardeado La Nación colombiana acaba de atribuirse una importante victoria sobre las fuerzas terroristas de las FARC. El año 2008 escribí lo que se presentía como el inicio del final de esa nefasta, antigua y poderosa fuerza marxista[1] (“Colombia y el ajedrez por la paz”- julio del 2008) acción que parece estar avanzando hacia la victoria. En el Perú, en vez de seguir el ejemplo político colombiano, insistimos en entorpecer el esfuerzo para acabar con las fuerzas terroristas del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso, con necias acciones políticas para la nación, haciendo que el problema permanezca insoluble.

Cuando Colombia y Estados Unidos firmaron el acuerdo del “Plan Colombia” para la lucha contra el narcotráfico, ambas partes sabían muy bien que el objetivo natural también sería el grupo marxista-terrorista de las FARC. Las alianzas entre grupos marxistas violentos y los capos del narcotráfico son naturales en las aisladas zonas selváticas donde se cultiva la coca, la amapola, etc. Los Estados Unidos inyectaron fuertes sumas de dinero, tecnología y conocimiento a las fuerzas del orden de Colombia, consideradas las mejor equipadas de la región. Al mismo tiempo ayudaron a los colombianos a reconstruir el sistema de inteligencia infiltrado por intereses políticos e inclusive del narcotráfico.

Los logros de este sistema de inteligencia y de las fuerzas armadas se reflejaron en el éxito de la operación militar de bombardeo a un campamento de las FARC en Ecuador, en el que muere el mando alias “Raúl Reyes” (1º de marzo 2008). El 3 de marzo el importante mando alias “Iván Ríos” fue asesinado por uno de sus custodios quien se escapara con la mano cercenada del jefe terrorista para poder reclamar la recompensa. El 26 de marzo el individuo alias “Tirofijo” jefe de las FARC muere de un infarto (posiblemente ya se daba cuenta del fracaso de su inútil y larga lucha) El 1 de julio del 2008 la “Operación Jaque” logra el rescate de varios rehenes entre los que se encontraba Ingrid Betancourt.

El 22 de setiembre, se realizó la “Operación Sodoma” en la que participaron 30 aviones y 27 helicópteros combinados de las fuerzas armadas y policía. La operación se realizó mediante el bombardeo al lugar en donde se había detectado la presencia de la cúpula terrorista en lo que han denominado “campamento madre”. En esta operación ha pasado a mejor vida el delincuente conocido como “mono jojoy” el más sanguinario líder de la banda terrorista (Solo entre ignorantes se puede ser líder con un nombre tan estúpido) El gobierno colombiano ha denominado adecuadamente Sodoma a esta operación. Recordemos que en la biblia judeo-cristiana, Dios hace llover fuego para destruir a los habitantes de Sodoma y Gomorra debido a su alejamiento de la ley. De igual forma, aquellos que se alejan del orden constitucional para asesinar y promover el delito recibirán el fuego de la ley y el orden, en este caso la colombiana.

Debido a las difíciles condiciones y a la facilidad para ocultarse en el follaje selvático, los estrategas recomiendan el bombardeo de las posiciones terroristas una vez que la inteligencia haya identificado su posición. La única persona que tocó este tema en el ambiente político nacional fue el Vicepresidente Luis Giampietri, el mismo que recibió fuertes críticas, no solo de los parlamentarios, también de los activistas pro derechos humanos quienes conocen muy bien la efectividad de los bombardeos y la posibilidad de que se acabe en corto tiempo con el problema de la subversión.

El éxito de la operación Sodoma en Colombia, la constante denuncia del congresista Giampietri y del ex ministro Rafael Rey en contra de los activistas y la posibilidad de acabar con el problema subversivo mediante el empleo del poder militar, ponen en un nuevo contexto las palabras del Arzobispo de Lima “los derechos humanos son una cojudez [sic]”

Los colombianos han acabado con este inconveniente de una manera muy práctica, a cada operación militar asiste un fiscal ad-hoc, experto en temas bélicos, estrategia, táctica, etc. quien está perfectamente capacitado para distinguir la diferencia entre un combate real, violento y justo, y las lágrimas de cocodrilo de los familiares de los delincuentes muertos. Un delincuente sabe a los peligros que se somete cuando elige “hacer la lucha armada por la revolución marxista y popular”, la muerte es el más común y esto no debe sorprender a nadie. Esto recuerda el sinnúmero de tonterías que se discutieron para definir la lucha antiterrorista durante el juicio al ex presidente Fujimori, conceptos que no vale la pena discutir si no olvidar.

El éxito colombiano también obedece a una continuidad política de las metas. El Presidente Juan Manuel Santos ha sido ministro de defensa de la administración Uribe y posiblemente uno de los gestores de los éxitos de la inteligencia colombiana. Hoy como presidente no se ha desviado de las metas alcanzando este nuevo éxito. El trabajo es silencioso (inteligencia) acompañado de una fuerte reacción (operación militar). Aunque a muchos le pueda sorprender también trae consigo éxitos políticos. El cambio de régimen en el Perú (2001) trajo consigo la destrucción del aparato de inteligencia por una simple reacción mezquina (y de mucho temor) de los agentes políticos victoriosos, abortando el esfuerzo en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. La consecuencia es clara, hoy se cultiva y produce más coca que nunca y la presencia de Sendero Luminoso en el VRAE se mantiene debido al pobre apoyo político al esfuerzo militar.

Desde que el mundo presenció el horror de los ataques del 9/11 en Nueva York, la visión romántica que muchos tenían sobre “la lucha armada revolucionaria” cambió. Un hecho desapercibido para la prensa peruana fue que desde aquella fecha, las sistemáticas visitas de los congresistas y activistas norteamericanos a la delincuente del MRTA Lory Berenson, cesaron completamente. En los Estados Unidos comprendieron con mucho dolor el peligro que representa este nuevo tipo de guerra y de la necesidad de acabar con este flagelo de la humanidad. Luego del 9/11 nadie quiso identificarse con la Berenson, nunca más la visitaron y hasta el día de hoy nadie la quiere cerca. Esto es su completa responsabilidad ya que se plegó al bando equivocado y pretendió luchar por ellos. No es posible que hoy en día se pretenda cambiar esta figura victimizando a los que fueron y a los que son criminales.

Colombia tiene en agenda pendiente la firma del TLC con los Estados Unidos, en parte porque no fueron tan “flexibles” como los negociadores peruanos. Sin embargo, el reciente éxito de la operación Sodoma acercará a los presidentes Santos y Barack Obama, quien ha felicitado con entusiasmo “este logro extraordinario” del gobierno de Colombia.

La lucha contra los grupos terroristas ha demostrado ser difícil y tortuosa. Está lejos de ser una “guerra limpia”, antónimo parafraseo a los teóricos de la “guerra sucia” [sic] peruana, tal y como lo vienen sufriendo las tropas de la coalición internacional, los civiles inocentes y las fuerzas del orden de Afganistán, Pakistán, Irak, India, Irán, Colombia y también en el Perú aunque se desee soslayar el problema.

Obama se sube el carro ganador de Santos y este logrará acuerdos políticos y económicos para Colombia, un útil subproducto de la fuerza militar y la inteligencia real de una nación. Hay personajes de la política, la economía y la sociedad civil que gustan discutir argumentos en los extremos, generalmente son absurdos. ¿Están seguros quienes repiten como loros el mantra que las fuerzas armadas son un gasto innecesario o los que dicen que la represión militar es dañina a la democracia?

Lo que falta es discutir argumentos reales y definir límites reales, no los que viven en la afiebrada imaginación de economistas, abogados y políticos que siguen soñando con un mundo ideal y feliz.

Bienvenidos a la dura y compleja realidad de las guerras del siglo XXI.

IIE


[1] Colombia y el Ajedrez por la Paz - http://ivanizquierdo.blogspot.com/2008/07/colombia-y-el-ajedrez-por-la-paz.html

jueves, 9 de septiembre de 2010

FFAA: una insospechada fuerza política

Estamos sentados en la platea de una nación que es capaz de mostrar cifras macroeconómicas que harían delirar a un economista en los años ochenta. LA CEPAL admite que hemos logrado las “metas del milenio” en materia de la reducción de la  pobreza extrema, el PBI se ha multiplicado 5 o 6 veces, las exportaciones comienzan a diversificarse, los metales mantienen un precio de ensueño en el mercado mundial, descubrimos y explotamos gas natural, aumentamos la frontera agrícola dominando desiertos y estamos en camino a convertirnos en cocineros de fama mundial. El periodista y sociólogo Jaime De Althaus bautizó al fenómeno como la “Revolución Capitalista” debido a la velocidad de la transformación económica. ¿Cómo entender esto? ¿Cómo empezó este fenómeno?

Los  jóvenes universitarios, obreros, cadetes y oficiales bisoños de los turbulentos ochentas, salíamos a las calles y a la vida laboral heredando una crónica crisis que parecía haber sido la norma en la nación peruana. Habíamos crecido al amparo de una revolución inconclusa, que había acabado con la oligarquía terrateniente pero que había sembrado el resentimiento de una clase poderosa hacia los militares que usurparon sus privilegios. Estos mismos militares eran odiados por una izquierda atávica pero numerosa, que sin embargo no tuvo nunca la posibilidad de articular una opción política viable. Tan inviable que no tuvo más alternativa que lanzarse a la aventura guerrillera en una mala copia del castrismo cubano. En 1965 las fuerzas armadas fueron requeridas por el gobierno civil de turno para acabar con el levantamiento, y así se hizo. Costó vidas, pero quienes se lanzan a organizar una revolución conocen bien el precio que deben de pagar, y este generalmente, es el de sus propias vidas. Sin escarmentar en el fracaso guerrillero, otro pequeño burgués provinciano, con aires de gran líder espiritual y salvador de los peruanos organizó una nueva guerrilla. La conocimos por el triste y periodístico nombre de Sendero Luminoso, guerrilla que empleó los más terroríficos métodos de matanza. Sendero Luminoso se convirtió, y considerado mundialmente así, en el grupo terrorista más sanguinario de la historia, ganándole por puesta de mano a Osama Bin Laden y asesinando a más seres humanos que este último. Pero en el Perú las cosas solo se dan en grande, apareció otro grupo terrorista del mismo seno del partido político más antiguo y organizado de la historia, admirado por el propio presidente de turno por su convicción y virulencia. El MRTA asesinó selectivamente a ministros, generales, almirantes, fiscales y jueces con la misma arrogancia que Sendero Luminoso se había convertido en dueño de la vida de quienes consideraban incómodos a la revolución popular.

El terrorismo amenazó peligrosamente la vida de la nación. Hay quienes desean soslayar este hecho, por conveniencia política e ideológica, o porque simplemente no les habría importado llamar a sus compatriotas “camaradas” y ser hoy en día ciudadanos de la “república popular del Perú” o miembros del politburó. En un país así ¿existiría la inversión extranjera en minería, energía, etc.? ¿Existirían las grandes inversiones y el vertiginoso aumento del turismo a un país amigable? ¿Estaríamos construyendo una cultura culinaria? No puedo imaginar a los chefs peruanos haciendo cola para conseguir arroz, leche y papas. La historia no se escribe en base a lo que pudo suceder, pero una adecuada visión estratégica si, especialmente si no queremos que los hechos se repitan jamás.

Las fuerzas armadas y la policía unieron esfuerzos para vencer esta amenaza. Sin discutir los excesos y culpabilidades individuales, que la justicia de nuestra Nación libre y soberana está juzgando y castigando, el grupo institucional que conforma la sociedad uniformada y sus dependientes familiares que no obtuvieron ningún beneficio de esta sangrienta guerra, todo lo contrario.

Siempre se recuerda a los miembros caídos en combate y acto de servicio. Recordamos a aquellos que sufren las heridas discapacitantes que los condenan a la parálisis por vida. Pocas veces pensamos en el sufrimiento psicológico de aquellos que han vivido la inevitable violencia de la guerra y del efecto sobre quienes le rodean. Menos aun se toma en consideración a quienes, por exigencia del servicio en combate, perdieron la oportunidad de estudiar para acceder a mejores empleos y hoy en día están limitados por la edad, en un mundo laboral que exige jóvenes baratos. ¿Qué otro beneficio pueden tener estas personas además de una pensión exigua pero decorosa?

En la discusión mezquina de la política de lo superficial, en el obtuso y frío cálculo del econometrista no existen variables para medir el sacrificio ni el beneficio que el militar o el policía le ha dado a la propia economía, del propio país, de los propios agentes económicos que hoy pueden crecer con orgullo. Ese beneficio también les permite a ministros muy técnicos pero poco políticos y menos humanos, dictar políticas arrogantes enarbolando la bandera de la igualdad.

Es verdad que han existido y existen miembros de las fuerzas armadas que se han beneficiado indebidamente del erario nacional, es verdad que los generales y almirantes gozan de privilegios atávicos como mayordomos y choferes y es verdad que la escala remunerativa es injusta y desvirtúa la motivación dentro de la carrera militar. En el 2007 escribí sobre esto en PRO-INTELLECTUM[1] y fui agriamente criticado por generales y almirantes temerosos de perder estos beneficios. Pero ¿por eso deben sufrir todos aquellos que no tienen esos privilegios que son la mayoría de militares y policías? La pretensión de abolir la cédula viva del régimen militar-policial es un argumento sacado bajo la manga a último minuto y la bandera de combate esgrimida por ciertos  especialistas motivados por la revancha de haber visto a sus familias perder los terratenientes privilegios de antaño. Es increíble lo que el odio puede hacer en la mente de las personas. De igual forma tienen la intención de cerrar las escuelas de formación durante dos años, argumento consignado en el propio proyecto de la ley de presupuesto, y que la ministra ahora desea sacudirse de encima. Esto solo constituye moneda de cambio en una negociación que se ha vuelto meramente política, es buen cristiano, es un chantaje político. Suben los sueldos (¡en 5 largos años!) pero despojan a los uniformados del principal beneficio para su vejez. Añádale a esto el forado producido en los cuadros del personal que hoy en día se necesita desesperadamente en las calles para contener la delincuencia y al narcotráfico y quiera Dios que nunca más al terrorismo, hasta el momento concentrado en el VRAE. Esta política del MEF es una absoluta contradicción con las necesidades del país y el orden público.

El tema ha dejado de ser técnico ya que nunca se ha discutido la disponibilidad presupuestal debido a las históricas mejoras en la recaudación, la disponibilidad real del ingreso de los lotes de gas asignados para la defensa (defensa de la nación, sus negocios, minas y de ese mismo gas, por si no se les ha ocurrido), el ahorro y beneficio que traerían consigo la seguridad y la paz social. Ese es el beneficio que trae consigo un ejército y una policía bien equipada y remunerada ¿Por qué creen entonces que los chilenos gastan tanto dinero en armar y pagar un sueldo digno a sus militares y carabineros? ¿Acaso están locos o les encanta desperdiciar el dinero de los chilenos?

No hay que olvidar que han sido ellos quienes enseñaron el camino hacia la prosperidad a los empresarios peruanos, aunque a muchos no les guste recordarlo. Irónicamente nos están enseñando el camino hacia una realista y adecuada política de defensa, adaptada a las exigencias de un mundo globalmente comprometido. Las armas no necesariamente se empelan para luchar con un vecino, hoy en día son el vehículo internacional que busca acabar con los conflictos que aquejan a muchas naciones del orbe. La intervención militar organizada desde las Naciones Unidas es la manera en que los países se insertan en el orden internacional, se convierten en jugadores políticos de alto nivel buscando el ansiado voto en el concierto de las naciones poderosas. No es casualidad que en esta nueva era global y multipolar, las naciones gasten más en armas, desarrollen tecnología y articulen alianzas defensivas que crean lazos políticos y lubrican las relaciones para abrir mercados, en vez de estar regateando miserias en asimétricas mesas de negociación de los famosos TLC. Si esto no es suficiente, pensemos que las armas estarán listas en caso aparezca una loca aventura bélica en la región. Con tanto necio accediendo al poder esto no es improbable.

Las voces políticas más prudentes han criticado el hecho de que se discuta el cambio de régimen pensionario de las fuerzas armadas y policía en época pre-electoral. No se puede saber si esto es un maquiavélico cálculo del gobierno o una atroz metida de pata. Con solo pensar en el escándalo de los petroaudios, el negociado de panamericana TV, la matanza de policías de Bagua, el moqueguazo, los contratos del gas de Camisea, la eterna reconstrucción de Pisco, el caos vehicular de Lima, puedo adivinar que este enfrentamiento político es otro maquiavélico cálculo con nueva metida de pata.

No es inapropiado denominar al grupo humano conformado por las fuerzas armadas y la policía la “familia militar-policial”. Como toda buena familia, los unen vínculos profesionales, de camaradería, de compartir el peligro y hoy en día el rechazo de ciertos sectores sociales y al parecer del propio Estado, regentado temporalmente por el gobierno de turno haciendo caso omiso, por una vez más, del clarísimo mandato constitucional.

Esta “familia militar-policial” está conformada por todos los miembros en actividad cuya cifra es de alrededor de 150 mil almas. La cantidad de pensionistas es más del doble, pero para no pecar de exagerado digamos son otras 150 mil personas. Pero como habrá Ud. adivinado, estos miembros comparten con familias que en promedio son de cuatro a 5 miembros. Quiere decir, que al menos el cónyuge y uno de los hijos son personas aptas para votar, mas los padres, las madres, hermanos, etc. del militar y del policía. Como cifra conservadora se puede afirmar que los familiares constituyen una cantidad de aproximadamente 900 mil almas que estarían aptos para votar. Si a esto le sumamos los 300 mil miembros titulares hacen un total de 1 millón 200 mil potenciales votantes. ¿Qué significa esto?

La masa electoral nacional en la última votación fue de 14 millones 500 mil personas que lucharon en las urnas por la candidatura de Ollanta Humala y Alan García. Por si lo han olvidado, este último apenas ganó por un estrecho margen de 6% (Ver gráfico. Según cifras del JNE)

Esto quiere decir que si una fuerza electoral hubiese podido manejar un pequeño porcentaje de la votación, la balanza se habría inclinado hacia cualquiera de las partes. La familia militar-policial representa aproximadamente un 8% de la masa electoral nacional. Solo basta un motivo aglutinador para que esta actúe de manera insospechada ¿Fantasía, irrealidad, exageración?

Cuidado lector con subestimar la política, que no es arena de habladores huecos, de demagogos y ladrones, sino el campo de batalla en donde los estrategas del poder pueden derrotar a la arrogancia y al abuso, nuevamente puestos de manifiesto de manera innecesaria, inconsulta y abusiva. La política exige de conductas a la altura de la majestad de las instituciones nacionales y no solo de criterios técnicos que son totalmente discutibles, en especial cuando responden a la ideología de ciertos actores económicos y políticos de reconocida hostilidad hacia las fuerzas armadas.


[1] Izquierdo, Iván. FFAA ¿las necesitamos? PRO-INTELLECTUM- Diciembre de 2007

martes, 6 de julio de 2010

Espionaje

lunes, 12 de abril de 2010

ENTREVISTA AL PADRE GUSTAVO GUTIERREZ O.P.

Reproduzco una entrevista que la revista PuntoEdu de  la Pontificia Universidad Católica del Perú le realizó al Padre Gustavo Gutiérrez O.P.

gustavogutierrez

 

Viernes, 09 de abril del 2010 | El R.P. Gustavo Gutiérrez Merino, O.P. inició la Teología de la Liberación, la primera gran corriente teológica moderna nacida fuera de Europa. Esta establece una opción preferencial por los pobres y abre el diálogo a otras disciplinas científicas. Distinguido mundialmente, es profesor emérito del Departamento de Teología de la Católica. El pasado martes, recibió la Medalla de Honor R.P. Jorge Dintilhac, que nuestra Universidad entrega a personas destacadas por sus valores cristianos, cívicos o humanos. En la ceremonia, ratificó su vena crítica al expresar: “Contraviniendo la ley de la gravedad, aquí la economía cuando chorrea, chorrea hacia arriba. Sé que no somos mucho de respetar leyes, pero al menos la de Newton habría que respetarla”.


¿Enseñando en la Católica, formula la Teología de la Liberación?
Sí, pero no solo. Además, hacía trabajo pastoral. Era el mundo de los sesenta, una ebullición muy grande. Pensaba teológicamente muchos hechos de ese momento en América Latina. Me interesé mucho en la teología por el tema de la pobreza: cómo responder como cristianos a la pobreza. Luego vino la Conferencia Episcopal de Medellín, donde colaboré. Estaba en el equipo del Consejo Episcopal Latinoamericano. En Medellín, el tema de la pobreza fue muy fuerte. Todo me motivó a ordenar ideas. Mi convicción más profunda es que la teología tiene sus raíces en la espiritualidad cristiana, el seguimiento de Jesús. Es una reflexión sobre ser discípulo de Jesús o cómo serlo. Una de las preguntas que intenta responder la Teología de la Liberación, aunque no puede hacerlo plenamente, es cómo decirle al pobre que Dios lo ama. La pregunta es muy amplia y nuestra respuesta pequeña, pero es un intento.


¿Ese acento en el pobre era algo ausente?
El tema del pobre ha acompañado a la Iglesia en toda su existencia, pero las formas como se planteaba el problema en los sesenta eran particulares: entender la pobreza teniendo en cuenta que tiene causas humanas, que es una injusticia pero no una fatalidad. Luego, la lectura de la Biblia, que nos hablaba del pobre, me motivaba. En el capítulo 25 de San Mateo, Jesús dice: “Cuando le diste de comer a un pobre, a mí me lo diste”. Es una motivación evangélica clarísima.

¿Era la solidaridad ante el egoísmo del mercado?

Ciertamente. Es una repuesta evangélica sobre la que trabaja la teología. En los sesenta, el Concilio Vaticano II mueve mucho el ambiente. Juan XXIII, un mes antes del comienzo, habla especialmente de la Iglesia de los pobres. No partimos de solamente la nueva situación y comprensión que hay de la pobreza, sino también de esta palabra profética de Juan XXIII, que es una persona clave para la Teología de la Liberación.


¿Es volver a las fuentes del cristianismo?
Las grandes renovaciones en la historia de la Iglesia son siempre regresos al Evangelio. La Conferencia de Aparecida, del 2007, considera la globalización como un hecho que hay que aceptar y valorar, pero la forma como se utiliza crea profundas asimetrías en determinados sectores sociales.


Mencionó el ya famoso término del chorreo, que es hacia arriba.
Se dice que el país crece pero, ¿cómo están los pobres? Desde allí debemos leer el país. Los pobres son seres humanos. Hablar de chorreo es como decir “migajas de la mesa”. Además el país crece porque la riqueza aumenta en quienes ya tenían muchas posesiones. El mundo de los pobres disminuye poco. A veces disminuye el índice de pobreza porque el crecimiento demográfico baja. Ciertas mejoras hay, indudablemente, pero seguimos con un grupo inmenso de pobres.

 
¿Apelar a las estadísticas es tramposo?
Las estadísticas, según los métodos, pueden dar resultados no contrarios, pero sí distintos. Cuando viene una crisis como la última, crece la pobreza otra vez. Pasa con los desastres naturales. Los que más padecen son los pobres. Se dice: “Cuando llueve, llueve para todos”. Pero no es lo mismo que me llueva con calamina en el techo que con cemento. En el terremoto de Haití hubo 200 mil muertos y en el de Chile, hasta ahora, 500. No digo que no sean nada, con uno ya me choca. Pero hace notar que hay estructuras distintas. Haití es el país más pobre del continente. Hay más factores, pero esto también es importante; la pobreza sigue allí. Juan Pablo II fue muy neto sobre las causas de la pobreza y sobre su eliminación. Benedicto XVI también. Es un tema que la Iglesia toca a nivel de magisterio muy claramente.


¿La pobreza en América Latina refleja que el mensaje no llega?
Hay que decirlo claramente: según los especialistas, el continente más desigual del mundo es América Latina, pero la gran mayoría en la población latinoamericana es cristiana, católica y evangélica. El cristiano sabe que tiene que amar al prójimo y preferentemente al más pobre. La realidad no parece responder a eso. Eso no es jugar al fariseo ni tirar la primera piedra, es simplemente constatar un hecho doloroso.
Entrevista: David Pereda
Foto: Franz Krajnik

Más información
Gustavo Gutiérrez fue reconocido con la Medalla Jorge Dintilhac
Video del homenaje a Gustavo Gutiérrez.

Gustavo Gutiérrez Merino
Lugar y año de nacimiento: Lima, 8 de junio de 1928
Distinciones: en el 2003 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Además es Caballero de la Orden de la Legión de Honor de Francia, miembro de la Academia Peruana de la Lengua, miembro honorario del Colegio de Psicólogos del Perú y miembro honorario de la American Academy of Arts and Sciences de los Estados Unidos de América. Publicaciones: entre muchas, Teología de la liberación (1971), La fuerza histórica de los pobres (1979), En busca de los pobres de Jesucristo, el pensamiento de Bartolomé de Las Casas (1992).

jueves, 8 de abril de 2010

Perú: “donde se rompen todas las leyes, incluso las de la física”.

gustavogutierrez3

El día martes 6 de marzo, la Pontificia Universidad Católica reconoció la larga y fructífera trayectoria académica del teólogo nacional, el Padre Gustavo Gutiérrez O.P. con la medalla “Jorge Dintillac”.

Durante el discurso de agradecimiento y demostrando una profunda lucidez y sabiduría, el Padre Gutiérrez explicó que la teología tiene tres ámbitos de aplicación: La universidad ya que desde las aulas ésta se enriquece mediante la discusión y la crítica académica; en la Iglesia, donde la teología no solo sirve para reflexionar y profundizar en el mensaje y el misterio cristiano, sino que también esta sirve para generar la dimensión social-cristiana, para lo cual mencionó el último documento de los obispos de Aparecida, el mismo que califico de “muy fuerte” por la denuncia social que contiene. También se refirió humildemente a su propia “Teología de la Liberación” como otro ejemplo de teología aplicada al ámbito de la Iglesia. El tercer ámbito de la teología, afirmó Gutiérrez, es la sociedad ya que el misterio cristiano también se desarrolla desde la vida cotidiana, en el día a día de los seres humanos. Tomó como ejemplo el desarrollo teológico de Fray Bartolomé de las Casas, “luego de que los indios descubrieran a Colón”, quien desarrollo una nueva teología para determinar la aceptación de los mismos como “seres provistos de alma” lo cual cambió la historia y los derechos de las razas aborígenes americanas.

Gutiérrez afirmó que, hoy en día la teología puede continuar contribuyendo a la formación de una conciencia social mas justa, basada en los derechos humanos y en el evangelio, en sociedades cada vez más profanas y egoístas. Como paréntesis para describir la situación en el Perú, el Padre Gutiérrez se refirió a un comentario novedoso afirmando “El Perú es un país en donde se rompen todas las leyes, inclusive las de la física de Newton. Solo en el Perú el `chorreo´ es hacia arriba”.

martes, 9 de febrero de 2010

SUELDOS Y SALARIOS EN EL PERÚ: Una historia de expectativas y decepciones

Introducción

A través de veinte años, desde que Alberto Fujimori y su equipo de economistas adoptaron el modelo neo liberal, los sueldos reales han sufrido una constante disminución y no se aprecia un pronto mejoramiento de la situación de millones de asalariados. Las fuerzas de la oligarquía financiera se oponen a cualquier ajuste estructural de sueldos debido a que, intentan preservar las enormes ganancias obtenidas de los onerosos créditos a los que la ciudadanía y pequeños empresarios se ven obligados. Los gobiernos y los medios de comunicación son las principales armas con las que cuenta la oligarquía financiera. La fuerza laboral agremiada del Perú ha sido prácticamente neutralizada, pero esta vez se enfrentan a un arma aún más poderosa, el reclamo salarial de un sector que pensaron que tendrían bajo absoluto control: la policía y las fuerzas armadas.

esta vez se enfrentan a un arma aún más poderosa, el reclamo salarial de un sector que pensaron que tendrían bajo absoluto control: la policía y las fuerzas armadas

protestas salariales

La oligarquía financiera

El Perú no es una isla en este fenómeno. La crisis financiera internacional que se inició el 2007 tuvo su origen en esta misma oligarquía financiera estadounidense. Si bien son algunos pocos los “acumuladores” de enormes cantidades de capital, cuyo objetivo es incrementarlo mediante la especulación en los mercados de capital, fueron jóvenes ejecutivos los responsables (allá y acá) de la mayor debacle financiera que el mundo ha conocido. Aquellos ejecutivos, extraídos de las canteras de las más universidades de mayor prestigio, son jóvenes socialmente privilegiados que no han vivido el tiempo suficiente para conocer el sufrimiento humano. Es decir, son incapaces de sentir alguna empatía con los vastos sectores de la población empobrecida.

Aquellos ejecutivos son incapaces de sentir alguna empatía con los vastos sectores de la población empobrecida.

El fenómeno de la película “Teta Asustada”, obra maestra de la directora Claudia llosa, viene siendo duramente criticada por los sectores privilegiados de nuestra sociedad que no desean verse contrastados por lo que realmente significa el Perú dividido, entre poseedores y desposeídos. Al ser incapaces de sentir una empatía con los demás, los jóvenes (y viejos) ejecutivos del sistema financiero privilegian las ganancias ante cualquier intento de describir la realidad de un mercado. Estado barato y no intervencionista, altos créditos, cero regulaciones, leyes de bancarización obligatoria, son algunos de los instrumentos que se vienen empleando en el mejor negocio después del narcotráfico aunque en muchos aspectos muy cerca a este. La oligarquía financiera ha tomado el control de las decisiones gubernamentales a través de los ministros de economía y finanzas, cargo que debe estar al servicio del contrato social de todos los peruanos y no para velar por los intereses de la privilegiada oligarquía financiera. ¿Quiénes son? Son las familias propietarias de bancos, los parientes y servidores leales que fungen como testaferros de los numerosos agentes financieros internacionales que operan en este nuevo paraíso fiscal llamado Perú.

AAHH Hiroshima

Los objetivos y temores de la oligarquía financiera

El objetivo principal de la llamada oligarquía financiera es la de mantener al máximo sus privilegios. Ya hemos visto algunos de los instrumentos de los que se sirven. Pero además existe un asunto poco comprendido, incluso en los medios financieros especializados, y este es el de la inflación. En el discurso político oficial, la inflación es considerada como un fenómeno perjudicial para los segmentos más pobres. El argumento termina allí y no se discute más. Como indiqué en el artículo anterior (“¿Aumento para las FFAA y la Policía? No parece probable”

http://ivanizquierdo.blogspot.com/2010/01/aumento-de-sueldos-para-las-fuerzas.html)

En una economía sana, un porcentaje de inflación es inevitable ya que significa que se está produciendo un crecimiento económico que beneficia a la sociedad. En el Perú existe una constante inflación empujada por el consumo del 1% de la población privilegiada, por el comercio del 60% de la economía informal y por las inversiones realizadas por el narcotráfico para lavar activos. Los asalariados, que constituyen la masa de empleados de la economía formal son los perjudicados. Un aumento salarial a esta masa laboral significaría una inevitable presión inflacionaria. En términos reales no es problema ya que la estructura de precios y servicios se ajustan de acuerdo al incremento del nivel de vida de los trabajadores. Quienes se verían directamente perjudicados son los agentes financieros como los bancos. Estas instituciones han desparramado créditos personales, hipotecarios, de consumo, de dinero, tarjetas de crédito, etc. entre la mayor parte de la población, formal o informal. Un aumento de la inflación significará que los bancos y agentes financieros recibirán menos por los soles que han prestado, mermando sus fabulosas ganancias. De igual manera que los exportadores se rasgan las vestiduras cada vez que el distorsionado narcodólar se devalúa y el BCR tiene que salir a las calles a adquirir de dólares de menor valor (por lo que perdemos todos los peruanos), las políticas gubernamentales desalientan cualquier incremento de los salarios en lo que el economista Humberto Campodónico denomina acertadamente la “represión salarial” (http://www.larepublica.pe/cristal-de-mira/08/02/2010/la-represion-salarial-en-la-picota)

Entonces el objetivo final del sistema financiero es evitar el peligro de la inflación para que el retorno crediticio no sufra merma alguna. El resto que importa.

Entonces el objetivo final del sistema financiero es evitar el peligro de la inflación para que el retorno crediticio no sufra merma alguna. El resto que importa.

Protesta frente a la OIT

Las luchas por el mejoramiento de salarios

Hace pocos meses, la CGTP y la OIT pusieron sobre la mesa de discusión nacional, la necesidad del incremento de la remuneración mínima en el Perú, una de las más bajas del hemisferio. La discusión no duró muchos días ya que los medios de comunicación al servicio de la oligarquía financiera y los de los grandes empresarios contraatacaron con los más diversos argumentos. El favorito: que las Pymes no podrían soportar el incremento de la remuneración mínima vital. Como ya he explicado, y según las teorías económicas de John Kenneth Galbraith, el mejoramiento del nivel de vida apareja un inevitable brote inflacionario que se regula con el incremento de precios y servicios en el mercado (teoría económica institucionalistas poco estudiadas hoy en día, creada por Thorstein B. Veblen y reflejada en los neo-institucionalistas como Kenneth Galbraith)

El esfuerzo de la CGTP se diluyó en el mar de críticas y en la incapacidad del gremio de responder técnicamente a planteamientos que eran bastante sencillos de desbaratar por profesionales del nivel como Humberto Campodónico, por ejemplo. De esta forma la “represión salarial” parecía consolidarse hasta que apareció el reclamo de las fuerzas armadas y la policía nacional. En realidad este último parece estar liderado por la policía y configurado en la persona del Técnico Edward Casas, hombre de increíble valor que ha dado la cara por el reclamo de las instituciones. La oficialidad se ha refugiado tras la figura de los miembros en retiro, y lo más execrable es que algunos oficiales de la policía quieran tomar represalias en contra de este valiente técnico quien finalmente es portavoz del reclamo de todos.

PNP

Ni la policía ni las fuerzas armadas constituyen un gremio oficialmente organizado, pero si son un gremio de facto y en eso consiste su ventaja y la inigualable oportunidad que tienen para lograr el reclamo. En este caso nivelan el tablero de las fuerzas fácticas que actúan en la hipócrita pseudo democracia nacional. Las fuerzas del orden juntas contrapesan el enorme poder fáctico de la oligarquía financiera nivelando el tablero de negociación de una manera jamás vista en años.

Las fuerzas del orden juntas contrapesan el enorme poder fáctico de la oligarquía financiera nivelando el tablero de negociación de una manera jamás vista en años.

Si los altos jefes de las fuerzas armadas y la policía nacional no aprovechan esta oportunidad para reivindicar los justos reclamos del personal subalterno, entonces quedarán como ramplones mendigos de la oligarquía financiera comprados por el “sistema de privilegios” que funciona desde los grados de coronel, capitán de navío, general, y almirante. Basta recordar los tristes sucesos de Bagua para darse cuenta hasta qué punto los generales pueden ser arrastrados a la insania por un gobernante que viene perdiendo lucidez y legitimidad rápidamente.

Los medios de desinformación masivos y la oligarquía financiera

Esta oligarquía financiera posee medios de comunicación que sirven para operar psicológicamente a favor de sus intereses. El más obvio de todos es el perteneciente a la familia Miro Quesada (miembros de la histórica oligarquía nacional) además de los canales de televisión de “señal abierta” que solo transmiten contenido basura en su desesperado intento de embrutecer sistemáticamente a la población.

Ante la ola de protestas anunciadas por la fuerza armada y la policía nacional El Comercio ha iniciado una serie de artículos con la finalidad de desinformar a la opinión pública, y desde mi punto de vista, también para sembrar divisiones entre la policía y las fuerzas armadas. El 5 de febrero, día de la movilización de familiares y discapacitados de las FFAA y PNP “El Comercio” publica un artículo muy visible “MILITARES GANAN HASTA EL DOBLE QUE POLICÍAS”, el artículo no lleva firma y presentan un cuadro remunerativo que solo puede ser calificado de una total mentira (ver cuadro adjunto)

P[1].L. 3752 ELCOMERCIO 05FEB2010 MILITARES[1]

El periodista de El Comercio, Luis Davelouis Lengua, posiblemente presionado por la línea editorial, publicó el sábado 6 de febrero un artículo titulado “El 59% de la planilla militar y policial se destina a retirados”. El periodista Davelouis afirma que las “perforaciones” a la caja de pensión militar policial y la cédula viva son las causas de que “el 60% de los recursos de las FFAA se destinen a las planillas”. El periodista desconoce que el mayor deudor de la caja militar policial es el propio estado peruano que nunca ha aportado el porcentaje que le corresponde como empleador a dicha caja, además, los pensionistas de “cédula viva” son un número reducido de pensionistas sobrevivientes que son directamente pagados por el estado y no por la caja militar-policial. Desde el mismo medio de distorsión de masas (Diario El Comercio) escribe el director del pasquín “Dia1” “…no se haya hecho nada para subsanar este perverso sistema remunerativo, que contempla remuneraciones permanentes para activos y pensionistas, así como cédula viva.” (Juan Zegarra Salas, editor “Dia1” de El Comercio 8/2/2010) ¿Cuál es la intención del señor Zegarra que no se remunere a los pensionistas o que se deje sin efecto la cédula viva? ¿De qué vivirán esas personas? A esto me refiero cuando jóvenes muy capaces pero sin escrúpulos, son incapaces de sentir empatía por sus semejantes.

No es un secreto que los intereses del El Comercio y la familia Miro Quesada desfilan marcialmente por las filas de la oligarquía financiera, tal como en antaño lo hicieron militando en la oligarquía terrateniente

No es un secreto que los intereses del El Comercio y la familia Miro Quesada desfilan marcialmente por las filas de la oligarquía financiera, tal como en antaño lo hicieron militando en la oligarquía terrateniente. Su obediencia al dinero es más que militar y su patriotismo se resume en bolsillos y privilegios bien provistos. No es de extrañar que inicien esta batalla mediática en contra de los miembros de las fuerzas armadas y la policía nacional, instituciones que manejaron a su antojo histórico, pero que desde la época del general Velasco se independizaron en gran medida de la oligarquía a excepción de algunos altos mandos racistas, ostentosos y con ínfulas arribistas o conexiones familiares que nunca faltan.

El brillante inquilino de palacio y la regia corte

El intento de sembrar discordia del El Comercio se une a las “brillantes ideas” del inquilino de palacio que ahora pide “meritocracia” dentro de las FFAA y la PNP. ¿De qué cree el presidente, que se trata el proceso de ascensos de las instituciones armadas? ¿Cuál cree que es la exigencia de estudios y capacitación de oficiales y técnicos? El ladrón cree que todos son de su misma condición, reza el dicho.

El ladrón cree que todos son de su misma condición, reza el dicho

El presidente debería darse la vuelta de vez en cuando y conversar con esos oficiales que lo acompañan a todos lados llamados “edecanes”, cuya función no es moverle la silla para que coloque el trasero. Estos edecanes podrían chismearle un poco de lo que se trata ser militar y de la constante preparación que necesitan para ascender en el rango, a diferencia de algunos ministros que parecen sobrevivir por su cara bonita o por estar felices por bajar de peso (declaraciones de la ministra Araoz a canal N el día 31 de diciembre del 2009 luego de cantar en palacio de gobierno)

En lo único que estoy de acuerdo con el presidente es que ha reconocido que este aumento de sueldos causaría inflación. Absolutamente cierto y además necesario para acabar de una vez con la “represión salarial” que mantiene un sistema económico irreal e injusto.

Conclusiones

Las cartas del aumento de sueldos a policías y militares están sobre una mesa mejor nivelada. La perspectiva de una huelga policial debe ser suficiente argumento para convencer al gobierno que ya no debe seguir gobernando para una pequeña minoría nacional e internacional. Depende ahora de los altos mandos no dejarse reprimir con prebendas y arreglos bajo la mesa. El momento de hablar ya pasó, las instituciones armadas necesitan el real liderazgo de sus jefes y generales, no de timoratos que lloran por pasajeros privilegios, fauna que por desgracia ha sido muy abundante durante mucho tiempo en las instituciones armadas.

las instituciones armadas necesitan el real liderazgo de sus jefes y generales, no de timoratos que lloran por pasajeros privilegios, fauna muy abundante durante mucho tiempo en las instituciones armadas.

El aumento de sueldos traerá consigo un desembalse de reclamos salariales largamente esperado. Es una situación similar al embalse de precios en una economía de precios controlados como la del primer gobierno de Alan García que tuvo que ser “desembalsada” mediante el “fujishock”. La “represión salarial” explotará tarde o temprano, si no es hoy con la posibilidad de lograr una negociación que afecte a todos por igual, incluyendo los más privilegiados. Caso contrario, la “represión salarial” se quebrará en las urnas de la próxima elección presidencial.

En el 2006, las mentiras y los argumentos de los medios de desinformación masivos en contra de un cambio de rumbo del país asustaron a una parte de los votantes. Luego de otros cinco años de mentiras, promesas incumplidas y decepciones, el miedo como argumento perderá fuerza y el grito antisistema pasaría a ser lo que es: una fábula. No hay que olvidar que el Perú sigue estado dividido y esta línea parte por la mitad a la nación.

Pueblo y FFAA

jueves, 4 de febrero de 2010

DE CLANES FAMILIARES Y CALIDAD DE LA SOCIEDAD

Entrevistas con Herbert Mujica (Señal de Alerta) el día 2o de enero del 2010

GUERRA ASIMÉTRICA (Entrevista en Alerta Señal 9 de diciembre 2009)

Entrevista que sostuve con Herbert Mujica sobre el tema de la guerra asimétrica.

DE RADARES Y NEGOCIADOS

El Perú no es escaso en iniciativas, lo que sucede es que las mismas parecen estar siempre orientadas hacia intereses particulares. La compra de radares para aeropuertos rodeados de montañas es un ejemplo más del desperdicio de medios en un país que necesita desesperadamente de infraestructura de transportes, pero adquirida con criterios técnicos modernos y en busca del bienestar de todos los peruanos. El experto John Elliot discute con Herbert Mujica aspectos de esta problemática.

PROGRAMA SEÑAL DE ALERTA

miércoles, 3 de febrero de 2010

DE JIBAS, ROMPEMUELLES Y NORMAS

Durante los últimos años, en la ciudad de Lima se ha suscitado una explosiva inflación de jibas de velocidad o “rompemuelles”, elementos anti técnicos que intentan regular el tránsito y cuyos efectos son perjudiciales para los automóviles.

020210110652

Que Lima posee una de las circulaciones viales más caóticas del mundo no es un secreto. Como todo aspecto que requiere del cumplimiento de las normas por parte de la ciudadanía, el orden del tránsito vehicular es directamente proporcional al comportamiento y el respeto de la población por las normas y el derecho de los demás. Que somos una sociedad egoísta, queda demostrado en las actitudes que se observan durante ese diabólico ejercicio al que denominamos conducir. La conducción vehicular constituye un laboratorio sociológico poco estudiado y largamente criticado. En las calles nos encontramos los extraños y anónimos conductores protegidos por una burbuja social que constituye el automóvil.

Mientras más oscuros los parabrisas, más distante y exclusiva la burbuja social

Mientras más oscuros los parabrisas, más distante y exclusiva la burbuja. Pero el peligro que representan miles de conductores intenta ser exorcizado por las autoridades locales mediante la construcción de miles de jibas o “rompemuelles” distribuidos a diestra y siniestra por las calles de la ciudad.

020210063110

La norma que establece los límites de velocidad es clara. Su aplicación es nula. La proliferación de rompemuelles no hace sino demostrar que las normas son letra muerta en un reglamento que no se ejerce debido a varios factores: falta de agentes de la ley, señalización deficiente y la más importante, una generalizada corrupción de la autoridad y la ciudadanía. Ante esta imposibilidad de hacer cumplir la ley, los gobiernos locales no han tenido mejor idea que sembrar las pistas de obstáculos en un desesperado intento de reducir la velocidad de los vehículos y la incidencia de accidentes.

¿La acción de construir rompemuelles resulta efectiva y logra controlar a los conductores? Definitivamente si. La gran mayoría de conductores se ve obligado a disminuir la velocidad del vehículo con el fin de no afectar este por el golpe del rompemuelles. De vez en cuando se observa a algún privilegiado conductor de cuatro por cuatro pasarlos como si estos no existieran. De hecho el transito ha disminuido la velocidad debido a los artilugios sobre la calzada, obligando a tirios y troyanos a detenerse.

Conductores justos están pagando por pecadores e irresponsables al volante.

Pero ¿Es esta la respuesta al problema de los accidentes por exceso de velocidad? Hace poco tiempo atrás se aprobó la nueva escala de infracciones al reglamento de tránsito, el costo de las mismas es hoy tan elevado que hace a más de un conductor tomar extra precauciones a la hora de circular por la ciudad. Por más efectiva que sea una norma nunca podrá impedir que un ebrio o algún irresponsable al volante produzcan un accidente, es lamentable pero sucede en todas las ciudades del mundo. En el caso de Lima, los gobiernos locales están tomando medidas que afectan a todos por igual, conductores justos están pagando por pecadores e irresponsables.

IMG_1695 

La colocación de rompemuelles es una medida anti técnica ya que estos dispositivos afectan el sistema de dirección, la suspensión y el chasis de los vehículos, produciendo un prematuro deterioro ¿Quién va a compensar a los propietarios por estos daños? Si a esto agregamos que paralelamente se ha implementado la obligación de pasar por una revisión técnica vehicular el asunto se complica.  Según funcionarios de Lidercon, empresa concesionaria de las revisiones técnicas, la mayoría de casos en los que los vehículos han sido desaprobados es debido al sistema de suspensión defectuoso. No es de extrañar que esto suceda en una ciudad con una pésima calidad de calzadas y sin mantenimiento (solo se realiza cuando se organiza el APEC) además de estar hoy en día plagada de rompemuelles o jibas.

 

La colocación de rompemuelles es una medida anti técnica ya que estos dispositivos afectan el sistema de dirección, la suspensión y el chasis de los vehículos, produciendo un prematuro deterioro

En resumen, la autoridad local debe encontrar otros medios para hacer cumplir las normas. Es cierto que el control del tránsito es responsabilidad de la policía nacional, enorme, burocrática, ineficiente y corrupta institución que con las justas se puede cuidar a si misma y a la pléyade de generales ineficientes. Es hora de discutir el traspaso de una mayor cantidad de autoridad sobre los gobiernos locales como por ejemplo, el control del tránsito en la jurisdicción y la posibilidad de multar a los choferes infractores, junto a un juzgado especializado para la atención de quejas y abusos.

IMG_2410

Los ciudadanos cumplidores de las normas no tienen por qué ser perjudicados debido a la ineficiencia del estado. Los automóviles de miles de limeños responsables se están deteriorando con cada nueva jiba que se construye en la ciudad, sumado a los infinitos huecos en el pavimento y las numerosas zanjas de los lentos trabajos de los servicios públicos y las obras viales.