lunes, 29 de octubre de 2007

SICKO Y EL DESAMPARO PERUANO

Michael Moore ha estrenado su nueva película documental SICKO. Gracias a un disco pudimos ver el nuevo “destape” del genial productor estadounidense. Esta vez la victima ha sido el poderoso conglomerado de las aseguradoras de salud norteamericanas (HMO). Moore muestra la génesis de la corrupción gubernamental y el desamparo de 250 millones de norteamericanos que, creyéndose seguros, caen víctimas de un sistema que no cubre sus necesidades médicas. Mientras avanzaba la película se experimenta la comicidad del sarcasmo de Moore, la sorpresa por las injusticias en contra del pueblo estadounidense; la sorpresa por el bienestar que gozan canadienses, británicos y franceses; indignación por recordar las mismas injusticas que experimentamos en el Perú y por último la tristeza de sentirme manipulado por las mentiras que la prensa nos cuentan acerca de Cuba y de su “diabólico” plan (si no cree lea a Oppenheimer).
No deseamos resumir el documental para que Ud. mismo pueda disfrutarlo, pero si quisiéramos reflexionar acerca de los mensajes que mas impactan. Michael Moore entrevistó al ex parlamentario británico Tony Benn quién dio ideas muy interesantes acerca del sistema de salud británico y la manipulación de los pueblos.
“Si una persona se está muriendo (enfermo), se vuelve desamparado y una persona desamparada no vota. Y he allí el dilema del voto. Pero creo que si los pobres de Gran Bretaña y Estados Unidos votasen por una persona que de verdad representase sus intereses, sería una verdadera revolución democrática y algunos no quieren que eso pase, por lo que mantienen a la gente desamparada y pesimista. Verás... creo que hay dos maneras de que el pueblo puede ser controlado; primero, atemorizar a la gente; y segundo, desmoralizarlos.”
“Una nación sana, educada y con confianza es más difícil de gobernar y creo que hay un elemento en el pensamiento de algunas personas (los dueños de la sociedad) – no queremos un pueblo educado, sano y con confianza, porque se saldrán del control- El 1% de la población posee el 80% de la riqueza mundial; es increíble que los pueblos toleren eso, pero son pobres, están desmoralizados y están asustados; por ende, piensan que lo mejor que pueden hacer es seguir las órdenes y esperar lo mejor”.
Las frases de Tony Benn parecen describir a nuestro propio país. Un congresista británico al que no podemos acusar de comunista, nacionalista, izquierda caviar o alguna de las tonterías con que los medios productores de consenso pretenden desprestigiar a los disidentes del pensamiento único, es decir a quienes denuncian las injusticias e inequidades del “sistema democrático” peruano, injusto, banal, demagógico y al servicio de los dueños de la sociedad; y cuya supuesta bonanza económica no es capaz de brindar un servicio socializado de salud y una educación decente. Para colmo, los capitales transnacionales están presionando para adaptar un sistema igual al estadounidense que solo da preferencia a las millonarias ganancias de las empresas mas no el interés del pueblo. Chile adoptó medidas similares, impuestas por Pinochet e importadas por sus “Chicago Boys”, un grupo de tecnócratas imbuidos del injusto “ideal” estadounidense. En Chile y en Estados Unidos la diferencia entre ricos y pobres es ahora una de las más grandes del mundo y eso no es casualidad.
Una reciente encuesta de la Universidad Católica (El Comercio 2 de Julio 2007) afirma que el 80% de los limeños “califica la salud pública como cara y mala”. ¿Pero siendo pública no debería ser gratuita? Además “Según el estudio, tres de cada cuatro limeños considera que el Gobierno le presta poca o ninguna atención a los servicios de salud.” La pregunta sería ¿presta el gobierno atención a algunas de nuestras necesidades?... ¡Si! A nuestra necesidad de votar obligatoriamente y pagar altísimos impuestos. “Precisa la encuesta que el 53% de los limeños reconoció no contar con un seguro de salud, que el 70% prefiere automedicarse a ir a una consulta médica por razones económicas. En tal sentido confían en las recetas dadas en las farmacias o personas de su entorno. Asimismo, consideran a los medios de comunicación (diarios, noticieros de televisión y radio) como la principal fuente de información. Faltó incluir en la encuesta a los que tienen que recurrir a los médicos brujos, chamanes y curanderos, que son la única alternativa de salud de los excluidos.
Con los compañeros de un aula interdisciplinaria intentábamos responder la pregunta ¿Qué era lo más importante para el Perú? Si la educación, las leyes, defensa, transportes, cifras macro y micro económicas, exportaciones, minería... ¿alguien dijo buenos gobernantes?... Nuestro compañero médico agregó lacónicamente: “!La salud pues! sin salud no hay nada”. El silencio que siguió le daba la razón.
Pero el problema se podría profundizar; el TLC casi suscrito con los dueños de la nación de Michael Moore, será firmado por los codiciosos legisladores estadounidenses, herederos de aquellos que fueron comprados por las aseguradores de salud (HMO) y los laboratorios farmacéuticos norteamericanos (sabrá a lo que me refiero cuando vean la grave denuncia de Moore). El TLC traerá consigo los mismos problemas que afectan a los estadounidenses: medicinas caras, sistema privado de salud y aseguradoras que priorizan su propia utilidad (Obviamente sus bien pagados defensores dirán lo contrario). Un caso similar lo constituyen las AFP, las cuales no han resultado ser mejores que el destruido sistema previsional del estado, mismo que podría ser mejorado con una decisión política y honesta de los gobernantes.
SICKO es en definitiva una película que lo hará pensar y preguntarse si realmente somos merecedores de un trato tan injusto por unos pocos poderosos y sus útiles empleados de turno. Si en los Estados Unidos, el país mas rico del mundo, el poder y el interés egoísta de las poderosas aseguradoras de salud es mayor que la necesidad de los millones de desamparados, imagínese usted lector, ¿que sucederá en el Perú que siendo mas pobres, intentan implantarnos un sistema económico copia fiel del original norteamericano?
Mientras mire SICKO (si es que se atreven a estrenarlo en el Perú), por favor, abríguese bien y ruegue por no enfermarse, que la salud y el bienestar son el lujo de unos cuantos.
PD: Mientras se estrenaba SICKO el fin de semana, dos supuestos coches bombas eran encontrados por la policía londinense y uno en el aeropuerto de Glasgow (Escocia). Los Mercedes Benz bomba de Londres nunca explotaron, el de Glasgow era una camioneta Jeep incendiada (no se han reportado explosivos). El día 3 de Julio, la BBC indicaba que los siete supuestos terroristas son médicos vinculados al NHS británico, eficiente y gratuito sistema de salud, el mismo que Michael Moore alaba en su documental. ¿Qué extraña casualidad es que los supuestos terroristas son médicos del NHS y que esto suceda justo el fin de semana de estreno de una película que denuncia los abusos de los HMO estadounidenses? La táctica: desprestigia a la competencia. Imagínese, ¡el NHS emplea a terroristas y ellos curan a los felices británicos! La información no podría aparecer en mejor momento en las pantallas de la TV estadounidense, el mejor medio de difusión del miedo para manipular a ese pobre pueblo.
¿El millonario complejo de salud y farmacéuticas estadounidenses serán los responsables de esos supuestos atentados? En el mundo del dinero todo se vende y todo se compra ¿Por que no el terrorismo? Allí está la nueva hipótesis.

No hay comentarios.: