lunes, 29 de octubre de 2007

GUERRA IRRESTRICTA Y EL “ATAQUE” FINANCIERO A WONG

En el anterior número de PRO-INTELLECTUM exploramos los conceptos de lo que se empieza a denominar Guerra Irrestricta (Guerra Sin Restricciones o URW por sus siglas en inglés), cuya teoría explora la identificación de las amenazas en un mundo globalizado. La mayor parte no son nuevas, pero la globalización de la economía y las comunicaciones las han elevados a grados de “letalidad” (aunque sin muertes), y cuyos efectos son comparables con las más formidables armas de destrucción masiva. La guerra financiera y la mediática son algunas de estas amenazas y finalmente un ataque de este tipo "Constituye un acto de fuerza que se lleva a cabo para obligar al adversario a acatar nuestra voluntad", definición clausewitsiana de la guerra.
Un ejemplo actual de este tipo de ataques es el que podrían estar teniendo lugar en contra de la Corporación E. Wong, que desde su inicio ha vivido y crecido con relativa tranquilidad al servicio de los peruanos, pero desde hace algunos meses viene siendo “bombardeada” con rumores de venta y denuncias de variada naturaleza; Primero, el empresario transportista Joaquín Ormeño sostiene un litigio con la empresa, asunto privado que se ha ventilando abiertamente en la prensa local. Segundo, un municipio de la capital cerró uno de los locales de Metro (propiedad de la corporación Wong) aduciendo falta de seguridad en la zona de parqueo y el hace pocos días un diario local denunció el accidente de un niño en otro de los locales. Hasta aquí todo parecería una simple coincidencia, pero las cosas se complican más.
El diario “El Mercurio” de Chile y uno local iniciaron el rumor de que la corporación E. Wong, la única de capitales peruanos en el sensible sector de alimentos al minoreo, sería vendida a empresarios chilenos. El Presidente Ejecutivo Erasmo Wong ha desmentido en varias oportunidades dicho rumor. El día 26 de Junio el gerente adjunto Edgard Callo, afirmó que Wong no venderá y que por lo contrario “continuará con su plan de expansión”, luego de que los diarios anunciaran que también el gigante del minoreo Walmart estaría interesado por la venta.
Si los hermanos Wong reamente tienen la intención de vender su corporación, entonces la expectativa de la venta podría generar una conveniente competencia entre los postores. Pero si la intención es no vender, tal y como lo han manifestado, entonces el rumor sería perjudicial. La corporación posee el 62% del mercado minorista y “ataques” de este tipo crearían falsas expectativas, caída del valor de las acciones y hasta alarma entre sus clientes haciéndoles perder competitividad contra las empresas extranjeras del rubro.
¿Qué sucedería si empresas extranjeras controlan el 100% del negocio de los hipermercados? Simplemente, aumentaría su capacidad de llevarse las utilidades a su país de origen, poder de decisión sobre los precios finales y en el de los proveedores, aumento de la concentración y especulación sobre los créditos personales y el control sobre las mercaderías y su origen. Aquel que sea competencia para sus intereses, simplemente no tendrá presencia en ninguno de los hipermercados del país y eso significaría su virtual desaparición de este importante rubro. De esta manera, los grupos financieros internacionales toman el control total y ya no lo podríamos neutralizar.
Lo interesante de la teoría de la Guerra Irrestricta al identificar estas amenazas, es que no necesitan emplear la violencia física para lograr los objetivos. El “acto de fuerza” se oculta en la inocente negociación financiera que tiene el potencial de producir estragos en la población afectada, pérdida de independencia y soberanía de los capitales nacionales, en donde la riqueza generada se pierde y vuela a engrosar las cuentas de los dueños de las corporaciones financieras internacionales. Reflexionando en contra de lo que nos dice el “pensamiento único” del capitalismo, el dinero si tiene dueño, bandera y objetivos.
Finalmente, Sun Tzu escribió hace 2500 años “controlar al enemigo sin luchar es lo más hábil” y de eso trata la guerra del siglo XXI, la que podríamos empezar perdida.

No hay comentarios.: