viernes, 25 de enero de 2008

LA GUERRA PRIVADA DE CYBERALEXIS

Algunos medios de prensa han resaltado la captura de un famoso hacker peruano. El joven pirata de la red se hizo famoso al haber abordado dos páginas web chilenas. En el mundo virtual de los foros, “Cyberalexis” alias de César Atoche, se perfiló como leyenda y atrajo la admiración de muchos jóvenes especialistas en “ataques virtuales”. Cyberalexis era el héroe que se introdujo subrepticiamente en el complicado aparato de seguridad informático chileno para adosar el bicolor peruano sobre la cara de Bachelet, ante la consternación y protesta de su aparato gubernamental.

La afrenta no pasó desapercibida y el departamento de seguridad chileno elevó su protesta al gobierno peruano y a la INTERPOL. Al mismo tiempo, en los foros virtuales, la guerra había empezado. Chileno y peruanos se enfrascaban en una ardua lucha virtual, llenas de epítetos, palabras gruesas y amenazas cargadas de ceros y unos.

¿Qué importancia tiene esto para la defensa?

En PRO-INTELLECTUM venimos explorando las amenazas del siglo XXI, distantes de las descritas en el famoso libro blanco y más reales que las que viven en la imaginación e intereses de Washington. Las nuevas amenazas son sutiles, no derraman sangre, no explotan, pero igualmente causan daño a la nación víctima de sus ataques.

La guerra virtual, del ciberespacio o como prefiero denominarla: Cibernética. Es una realidad. El soldado del futuro (con o sin uniforme) será capaz de atacar (hackear, en el argot virtual) los sistemas informáticos del enemigo. El ataque podrá neutralizar sistemas de comunicaciones y de armas, además de producir daño a los sistemas financieros y las redes gubernamentales. Virtualmente, la guerra podría ser ganada antes de efectuarse algún disparo.

La desesperada reacción de las autoridades chilenas son el reflejo del poder destructivo de esta amenaza. Pero Cyberalexis pirateó solo como buen hacker o cracker. Hoy ha sido capturado por la policía bajo el supuesto delito de robo a las entidades financieras. Digo supuesto, ya que el medio escrito que da amplia cobertura de su captura y pormenores de su historia, goza de la triste fama de apoyar los oscuros intereses chilenos. ¿Será parte de una jugada para deshacerse de un virtual enemigo o un medio para reclutarlo?

Cyberalexis es un peruano y experto en lo que hace. Merece un juicio justo y honesto para deslindar su responsabilidad. Luego podría ser reclutado por el mismo estado peruano. Cyberalexis, trabajando en el aparato de inteligencia, podría llevar una vida digna. Jóvenes como él, serían la primera línea de defensa (y ataque) de un Perú cada vez más virtual.

No hay comentarios.: