lunes, 17 de enero de 2011

LAS ENCUESTAS: ¿QUE DICEN Y QUE NO? (parte I)

BANDWAGON copiar1 Introducción

Las encuestas de opinión pública se han convertido en el omnipresente medidor del quehacer político nacional. Funcionarios y candidatos observan vanidosamente o reniegan del reflejo que les ofrece aquella "foto del momento", como le gusta denominar a las encuestas. Pero ¿que son realmente las encuestas?, ¿que es lo que miden con profusión?, ¿que es lo que realmente reflejan en sus resultados y gráficas?, ¿quienes las financian y por qué?, ¿que efecto producen? y ¿realmente son confiables? En este análisis se explora la realidad de las encuestas, aspectos que debe ser conocido por los ciudadanos para evitar caer en el peligroso juego de la manipulación psicosocial.

2 ¿Que miden las encuestas?

Las encuestas de opinión pública, como su nombre lo indica, miden la opinión del público, de la masa. Una opinión es un conjunto de supuestos (nivel subjetivo) que el individuo se ha formado por diversos medios: los comentarios de su entorno social, familiar y la prensa que acostumbra leer, escuchar en la radio y observar en la TV, principalmente. El internet es otro medio de formación de opinión, pero aun limitado por el número de usuarios. Entonces, la opinión es un juicio o un pre-juicio, no es un dato factual de la realidad ya que esta no depende del observador.

El juicio sobre un tema político es formado de antemano por los medios de comunicación. Es casi imposible para el público promedio conocer el devenir político directamente de las fuentes (excepto si es un observador privilegiado) por lo que debemos conformarnos con la información descrita en los medios de comunicación. La calidad de una gestión gubernamental, el comportamiento de los representantes o de los funcionarios públicos, son el tipo de información publicitada en los medios de comunicación según la preferencia o conveniencia de los propietarios del mismo. Es por eso que en los países de democracias más avanzadas los medios de información públicos son mantenidos lejos e independientes de los círculos del poder. Un caso emblemático es la cadena BBC de Gran Bretaña, reconocida mundialmente por tener una posición más independiente, pero definitivamente no perfecta.

Una vez creados los juicios, estos ya han sido transformados en pre-juicios, en el producto de un acto deliberado de formación de opinión. Luego las encuestas recogerán estos pre-juicios. Para esto emplean preguntas aparentemente neutrales como ¿Que opina Ud. de esto? ¿En su opinión, el gobierno está haciendo las cosas bien o mal? ¿Aprueba el desempeño del Presidente... del Congreso... del Poder Judicial... de los Partidos Políticos... de la Iglesia, etc.? El individuo promedio jamás ha entrado en el Congreso, en el Poder Judicial, conoce la Iglesia por la misa, no pertenece a un partido político y jamás a conversado con el Presidente. ¿Qué puede conocer esta persona sobre ellos? ¿Cómo puede formarse una opinión?

Lo que inmediatamente recoge la encuesta es el grado de efectividad de los medios de comunicación en haber modelado los pre-juicios de los inocentes encuestados, esto es un feedback, la retroalimentación que necesita el medio para medir la efectividad de su mensaje. Además, la "muestra", es decir la porción de personas que supuestamente representan al "universo" de la opinión pública, puede ser manipulada para que refleje una tendencia de opinión según el núcleo geográfico social. Si se realiza una encuesta en Cusco, Puno y Ayacucho, lo más probable es que resulte Ollanta Humala a la cabeza de las encuestas. Si se realiza en los distritos limeños de Miraflores o San Isidro, probablemente sea Toledo o Kuczynski.

3 ¿Quienes financian las encuestas?

Las encuestas y las encuestadoras son un negocio como cualquier otro. Necesitan de un cliente que solicite el servicio. No es casualidad que los clientes son, en su mayoría, los propios medios de comunicación privados, las empresas que necesitan medir los resultados de sus propias campañas políticas, en pos de los intereses de los dueños de los mismo.

En el Jurado Nacional de Elecciones están inscritas alrededor de 125 empresas e instituciones en el Registro Electoral de Encuestadoras[1], pero solo son un puñado de ellas las que saltan a la palestra pública todo el tiempo. Son las empresas que mejor cumplen con velar los intereses de los clientes o las que logran los más jugosos contratos. Durante la última campaña a la alcaldía de Lima, los resultados electorales tomaron un ribete de escándalo al emitir resultados tan diferentes entre si, a tal punto que el ajustadísimo resultado electoral (el real) no fue previsto por ninguna de ellas.

En las grabaciones difundidas por el periodista Jaime Bayly se escuchó a una de las candidatas despotricar en contra del Sr. Alfredo Torres, presidente ejecutivo de la encuestadora IPSOS-APOYO, una de las más prolíficas del medio. Se escuchó a Lourdes Flores el deseo de concretar una reunión con este empresario, reflejando interés en el manejo de las cifras de la encuesta. Pero que pudo llevar a la candidata Lourdes Flores a reaccionar de manera tan desmedida en un asunto que parece intrascendente, debido a que las encuestas superficialmente se presentan como simples "fotografías del momento", como inocentes mediciones estadísticas. ¿Por que son tan importantes?


[1] http://portal.jne.gob.pe/Sistema%20Registral%20del%20Jurado%20Nacional%20de%20Eleccione/REGISTRO%20ELECTORAL%20DE%20ENCUESTADORAS.pdf

No hay comentarios.: