domingo, 13 de diciembre de 2009

LA VIRGEN Y LOS TANQUES

Las contradicciones de la poderosa clase política del Perú

Como un ejemplo de las incongruencias de la clase política, basta un análisis de los eventos del día martes 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción interrumpida por la estridencia de de las máquinas de guerra, contradictorio mensaje para una sociedad mayoritariamente católica y deseosa de la paz.

virgen y tanques

El desfile militar no es un sacrosanto evento que debe llevarse a cabo como una obligación. En la década de los ochenta este fue suspendido varias veces debido a la inseguridad y la posibilidad de un ataque terrorista. En julio de este año se suspendió debido a una gripe que no ha cobrado más víctimas que las gripes estacionales, pero que ha servido para adquirir vacunas de multimillonarios laboratorios. Pero el inquilino de palacio autorizó y asistió al pasacalle de los juguetes de guerra chinos. Hasta aquí no sería mayor problema, pero la contradicción empieza por la intromisión de los asuntos de la defensa durante una fiesta religiosa, la de la Virgen María.

El artículo 50º de la constitución política del Perú, el Estado se compromete a prestar su colaboración a la Iglesia y eso debe incluir el respeto a las fiestas de guardar. Un desfile militar no es el festejo más apropiado para la mayoría de creyentes, pero en lo curioso de las contradicciones, el ministro de defensa, quien dice que confiesa la fe católica, y el obispo de Lima, quien pertenece al mismo grupo religioso han avalado el desfile castrense, al igual que el obispo de la rama militar que lo observó bien sentado desde la tribuna oficial.

¿Por qué no ha elevado su queja el obispo responsable de la diócesis de Lima, tan inclinado a la intervención política?

¿Por qué no se organizó el desfile el día lunes haciendo un feriado puente más de las docenas que el mismo gobierno ha promulgado anteriormente?

¿Por qué se muestra en público aparatos militares que ni siquiera se han adquirido?

¿Las autoridades del Estado, que se dicen católicas, no deberían hacer respetar las fiestas de guardar?

Este comentario no es por cucufatería, en realidad tiene la intención de demostrar las contradicciones políticas y personales de quienes ostentan un excesivo poder sobre nuestra desigual sociedad. Desde el gobierno, se están tomando decisiones apresuradas e irreflexivas que luego son duramente criticadas por la opinión pública. Los actores políticos se quejan de las críticas, pero no se dan cuenta que son sus propios actos y decisiones las que provocan las reacciones de la sociedad civil.

La mediocridad del liderazgo político y militar se refleja en los actos, poses y reacciones más cercanas a una reacción infantil que al empleo de la inteligencia y la madurez política. Esto se refleja en la torpe conducción de las relaciones bilaterales con Chile, el ridículo trato del caso del “vendedor de  información” peruano (un individuo al que no se le puede denominar espía), la sombra de dudas sobre la honestidad de generales y almirantes, el elocuente silencio del caso “Petrogate” (petroaudios), etc. La mediocridad de la conducción institucional se refleja en actos como estos.

tiananmen-square-tank1-1808

Finalmente, ¿los tanques chinos son la mejor alternativa para las necesidades del ejército? Recuerden que en Tiananmen esos tanques fueron detenidos por un solo hombre. En la guerra moderna, los carros blindados de combate  son aparatos que caminan rápidamente hacia la obsolescencia. Es problema de los chilenos gastar millones de dólares en máquinas de guerra fácilmente neutralizables, tal como lo demostró Jezbola al acabar con una división completa de “Merkavas” en el Líbano el 2006 (tanques de fabricación israelita, promovidos como los mejores del mundo) derrotando al poderoso ejército israelita.

Espero que las fuerzas armadas realicen una adquisición planeada, honesta  e inteligente, de un equipamiento que cubra las necesidades para al menos 30 años (tal como lo está realizando Chile) y que los desfiles militares sean una verdadera celebración patriótica y no un improvisado parche en el calendario cívico, improvisación que refleja la mediocre calidad del mando político actual.

No hay comentarios.: